Blog 
DIVERTAD
RSS - Blog de Jesús García Peón

El autor

Blog DIVERTAD - Jesús García Peón

Jesús García Peón

Me llamo Jesús García Peón. Adquirí estudios medios y profesionalmente me desarrollé entre el sector del mueble y el de los servicios. Actualmente resido en Oviedo y de forma habitual utilizo para moverme la ayuda técnica de una silla de ruedas, soy, por lo tanto, persona con diversidad funcional fí...

Sobre este blog de Sociedad

DIVERTAD es una palabra inventada por Javier Romañach y que responde a una síntesis de varias ideas: LIBERTAD y DIGNIDAD EN LA DIVERSIDAD, que su autor define del siguiente modo: El significado de la palabra dignidad es difuso, pero se puede resumir en un concepto que tiene dos vertientes: dignidad ...


Archivo

  • 13
    Febrero
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    NO VALE TODO

    [caption id="" align="alignright" width="200" caption="Javier Sardá"]Javier Sardá[/caption] O no debe valer todo. Independientemente de que los jueces tengan que atenerse a lo expresado por la ley y tener en cuenta las manifestaciones de los letrados al respecto de estas, la justicia no lo será plenamente si los jueces no dan su merecido al que se extralimita en sus funciones causando un perjuicio. Yo vi aquel programa de 'Crónicas Marcianas' en el que Cárdenas un chistoso de tres al cuarto que llevaba al programa seres limitados que por su alejamiento con la media de la sociedad en lo que al aspecto se refiere, eran ridiculizados con el objetivo único de mantener una audiencia alta para facturar mucha publicidad; exhibía a un diverso funcional con las facultades mentales perturbadas para reírse de él ante toda España. Todos los programas persiguen mantener altas las audiencias pero algunos lo hacen denigrando al ser humano y Cárdenas con el concierto de Sardá maltrataron a aquella persona como ya había sucedido en menor medida con otros personajes. Ha salido la sentencia y el tribunal les absuelve al perjudicado argumentándolo con la línea jocosa del mismo, añadiendo una frase cuanto menos desconcertante: "Hay que tener en cuenta el contexto jocoso del programa, desprovisto de agresividad difamatoria, aunque resulta poco ética la actuación y comportamiento del medio televisivo y las personas intervinientes". Es evidente que el juez vio o ha visualizado posteriormente el programa y por ello se entiende menos que les haya perdonado desaprovechando la oportunidad de ejemplarizar con una buena sentencia. Pues mientras Sardá ganó tanto dinero con el programa que sigue en permanente año sabático, el chico se esconde cuando lo señalan con el dedo desde entonces.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook