Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 23
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Actualidad política

    ANÁLISIS DE LAS ELECCIONES ANDALUZAS

    Hay varias conclusiones que debemos extraer de las ANÁLISIS DE LAS ELECCIONES ANDALUZASelecciones andaluzas que se han celebrado el domingo 22 de marzo: como ya habíamos visto en otras regiones, como, por ejemplo, Valencia y Asturias, los escándalos de corrupción no son determinantes para modificar el voto de la mayoría de los ciudadanos, ni tampoco las altas cifras del paro, pues en Andalucía, que es una de las regiones de España, y de Europa, con mas desocupados han vuelto a ganar los socialistas. Es decir, cuando los andaluces, y los demás españoles, dicen en las encuestas del CIS que esas son sus mayores preocupaciones están mintiendo como bellacos. La verdadera preocupación de la mayoría de la gente es su modus vivendi y lo demás tiene menos influencia en las elecciones.

    Junto a la aparición en escena de nuevas formaciones políticas, como PODEMOS y CIUDADANOS, que entran con fuerza en el Parlamento Andaluz, hay un fenómeno que no debería pasar desapercibido: el PSOE ha obtenido los mismos escaños que en el año 2.012 (47) pero los que le han votado no son todos del mismo espectro político que en elecciones anteriores. Los socialistas no deberían estar tan exultantes, porque no solo han perdido mas de cien mil votos (1.523.465 en las elecciones de 2.012 y 1.409.042, cuando se lleva escrutado mas del 99,5% de las papeletas, en las de 2.015, y la participación ha sido casi cinco puntos superior a la de 2.012) muchos de sus votantes proceden del universo político de la derecha y antes habían votado al PP. En efecto, no hace falta tener muchas luces para darse cuentas que los votos que ha obtenido PODEMOS proceden de IU y del PSOE y los de CIUDADANOS en su mayor parte del PP, pero los populares pierden medio millón de votos con respecto a las elecciones de 2.012 y CIUDADANOS solo obtiene 368.988. ¿A dónde se han ido el resto de votos de la derecha?

    Es por la singularidad del universo político-social andaluz, que tiene muchos rasgos en común con el de Asturias (por eso son las dos únicas CC AA donde gobiernan los socialistas) que los resultados de estas elecciones no son extrapolables a lo que puede suceder en el conjunto de España. El razonamiento está muy manido, pero no por eso es menos cierto.

    En Andalucía, como todo el mundo sabe, cientos de miles de personas viven de las subvenciones y ahí, junto con otras redes clientelares que se han tejido a lo largo de mas de treinta años de gobiernos socialistas, está el mayor nicho de votos del PSOE. Eso cuesta caro. La Deuda Pública de Andalucía fue en 2.014 de 38.661 millones de euros, aumentando en 5.203 millones con respecto al ejercicio anterior. Pero, las de Cataluña y Valencia, tanto en cifra total como en porcentaje de su PIB, todavía son mayores, todo hay que decirlo, seguramente porque tanto los nacionalistas catalanes como el PP valenciano también utilizan el dinero público en su beneficio político.

    Yo no esperaba otra cosa de estos comicios, salvo quizá un mayor descalabro de IU en beneficio de PODEMOS. La coalición rojiverde debe hacer una profunda autocrítica y debería rodar mas de una cabeza. Recordemos que con Julio Anguita de líder, que ha estado siempre en contra de pactar con el PSOE, IU obtuvo tantos votos como en esta elecciones la suma de PODEMOS+IU.

    Susana Díaz ya ha dicho que piensa gobernar en solitario. Cae de cajón que eso, sin mayoría suficiente para sacar leyes y proyectos adelante, no es posible, salvo, claro está, que pueda tener apoyos parlamentarios. Yo creo que los obtendrá del PP, como sucede en Asturias, y eso será a cambio de que el PSOE sostenga al Ejecutivo de Rajoy, que es mas que probable que también quede en minoría tras las futuras elecciones generales. Pero, no conviene decirlo ahora. El bipartidismo se resiste a desaparecer.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook