Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 09
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    actualidad

    ARDE JERUSALEM

    Ha vuelto la violencia a Israel y Palestina, pero eARDE JERUSALEMsta vez no se trata de la desproporcionada respuesta del Gobierno de Netanyahu contra la resistencia de una población convertida en paria en su propia tierra, como las masacres que hemos visto en Gaza, esta vez la mecha la han encendido los mas radicales de un Ejecutivo sionista cuya principal política es continuar con los asentamientos de colonos, arrinconando a la población palestina en ghettos que, paradojas de la Historia, cada vez se parecen mas al de Varsovia. A esos sionistas impresentables, cuyo fanatismo religioso compite con el de los criminales yihadistas del Estado Islámico, no se les ha ocurrido otra cosa que edificar un nuevo templo de Jerusalem, donde creen que están las ruinas del antiguo, que es precisamente la llamada Plaza de las Mezquitas, donde están ubicadas la mezquita de Al-Aqsa, de cúpula plateada, y la del Domo de la Roca, de cúpula dorada. Es este uno de los lugares mas sagrados del Islam y el mas sagrado para los palestinos, porque, según la tradición, allí se encuentra la piedra donde Abraham se dispuso a sacrificar a su hijo, la misma desde donde el profeta Mahoma subió al cielo.

    No es la primera vez que los dirigentes israelíes utilizan la Plaza de las Mezquitas para provocar. El 28 de septiembre de 2.000 el entonces primer ministro de Israel, Ariel Sharón, visitó la Explanada, provocando la Segunda Intifada. El carnicero principal responsable de las masacres de los campamentos de refugiados de Sabra y Chatila, cuando siendo Sharon ministro de Defensa permitió que las Falanges Libanesas torturaran y asesinaran durante tres días y tres noches a hombres, mujeres y niños (incluso el ejército de Israel tenía ya preparadas las bolsas de plástico para los cuerpos) paseándose por el lugar sagrado. Aquella fue una afrenta demasiado dolorosa para los palestinos y, como ahora, sin temor a la muerte, se lanzaron a la lucha piedras en mano.

    Israel ha empezado por restringir el acceso a la Explanada, impidiendo a los palestinos acudir a a rezar. Se trata otra vez de provocarlos para utilizar la violencia desatada en su propio beneficio y acabar por echar abajo las mezquitas y edificar un nuevo templo, erigido sobre la sangre y el escarnio palestino.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook