Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 12
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    COMO SUICIDARSE EN PLAN TECNOLÓGICO

     Hay gente que decide suicidarse al contado, bien por un desengaño amoroso, por la quiebra de su negocio, o por un desahucio, por poner algunos ejemplos, y también la hay que prefiere hacerlo en cómodos plazos, que las facilidades siempre ayudan. Entre estos últimos está el gremio de los fumadores, muy numeroso y con bastante éxito en su empeño, pues solo en España son mas de 50.000 personas al año las que consiguen su propósito de pasar a mejor vida, aunque nadie ha vuelto para confirmarnos lo bien que se está en el otro barrio.

     

    A pesar de que todas las encuestas del CIS dicen que las principales preocupaciones de los españoles son el paro y la corrupción, esos no son, en verdad, nuestros mayores problemas. El número uno es el cambio climático, que puede acabar con la rareza cósmica de nuestra biosfera si seguimos por el camino actual, y el siguiente es el tabaquismo, que hace ya tiempo dejó de ser calificado como un vicio y pasó a ser catalogado por la OMS como una de las peores enfermedades que afectan a los humanos. Para darnos una idea de la magnitud del problema baste decir que en solo un año mueren es España, gracias a los cigarrillos, casi tantas personas como soldados norteamericanos fallecieron en toda la Guerra de Vietnam. La incorporación de la mujer al consumo de tabaco ha conseguido que, por primera vez en la Historia, esta sea la principal causa de fallecimientos femeninos, la mayoría por cánceres de pulmón.

    Pero, hete aquí, que ha aparecido un nuevo instrumento que ha dejado en el paleolítico a pipas, boquillas, puros y pitillos, el cigarrillo electrónico, que los chinos introdujeron por primera vez en el mercado en el año 2.003. Este artilugio engancha, porque suma su dosis de nicotina, que uno puede elegir al gusto, a la moda tecnológica, cuya mayor expresión son los móviles, que han evolucionado desde ser un instrumento útil para comunicarse a convertirse en un apéndice del pulgar. Fumar y, además, darle al botón mola mucho.

    El cigarrillo electrónico ha sido uno de los regalos estrella en las pasadas navidades y algunos de los “agraciados” ya me han contado los beneficios que reporta, aunque ni van a poder usarlo en los lugares públicos donde estaba prohibido fumar ni van a vivir ni un día mas merced a las falsas bondades del aparato. Dicen que es mucho menos dañino que el cigarrillo convencional, porque, al no llevar papel, no tiene alquitrán, pero la verdad es que, además de agua destilada y nicotina, el líquido que se usa como carga lleva glicerina vegetal y productos como el profilenglicol y nitrosaminas, que calentados a altas temperaturas, son muy cancerígenos, también suele llevar dietilenglicol, un compuesto que se usa como anticongelante en los coches y que también es muy perjudicial para la salud al ser ingerido.

    Aunque el cigarrillo electrónico aún lleva poco tiempo introducido de forma masiva en el mercado ya hay varios estudios que alertan de su peligrosidad, pues se han detectado patologías como una reducción importante de los conductos bronquiales y graves alteraciones en el aparato circulatorio. Otro asunto no baladí es que la carga fiscal que soportan las recargas es muy inferior al de los paquetes de cigarrillos, así será imposible sufragar los futuros gastos sanitarios de los fumadores tecnológicos que, como ocurre ahora con los afectados por las patologías derivadas del consumo de tabaco, ya son superiores a los impuestos recaudados.  

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook