Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 13
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Actualidad política

    EL "AMIGO" AMERICANO

    Son muchos, empezando por losEL  Gobiernos del PP y PSOE, los que frecuentemente hacen declaraciones y comentarios sobre los EE UU, refiriéndose a ese país como un aliado y amigo, pero algunos tenemos una opinión bien distinta sobre este asunto.

    Sin remontarnos a la Guerra de Cuba, donde los EEUU, bajo la coartada de la explosión del Maine en la Bahía de La Habana, declararon la guerra a España y nos arrebataron, entre otras colonias, Cuba, Filipinas y Puerto Rico, tenemos hoy mismo la evidencia de que USA no considera a España un país amigo y un leal aliado, no al menos tanto como se dice por aquí.

    Nadie escenificó tan bien el papanatismo de los españoles respecto al “amigo” americano como el genial director de cine Luis García Berlanga en su obra maestra ¡Bienvenido, Mister Marshall!, nada reflejaba mejor que las caras de los grandes actores Pepe Isbert, Manolo Morán y Lolita Sevilla la decepción de todo un pueblo cuando, después de días de intensas discusiones sobre como agasajarlos y lo que se les iba a pedir, la caravana de coches yankees pasó sin detenerse.

    Pero ¿es cierto que los norteamericanos no tienen amigos, solo intereses? ¿y lo es con respecto a España? Voy a poner solo dos ejemplos que conozco bien:

    Gobernando la UCD, y con D. Adolfo Suárez presidiendo el Ejecutivo español, se acometieron algunas reformas muy importantes en las Fuerzas Armadas españolas y algunos programas de armamento imprescindibles para modernizar unos ejércitos que, lejos de servir para defender el país, habían sido solo un instrumento mas de la dictadura. Entre aquellos programas había uno que sobresalía, tanto por su coste, como por lo que iba a significar durante muchos años, el programa FACA (Futuro Avión de Combate y Ataque). Se trataba de dotar al Ejército del Aire de un caza polivalente, con capacidad de ataque al suelo. Hubo varios países y varios modelos candidatos a hacerse con aquel suculento programa. Francia ofreció su afamado Mirage 2.000, Suecia el Saab 37 Viggen y los EEUU su F-16, que sería la aeronave estándar en las fuerzas de caza de los países de la OTAN. Se entablaron multitud de discusiones, en las FF AA, en los grupos parlamentarios, entre expertos de todos los pelajes y en el propio Gobierno sobre aquel asunto. Por presiones políticas, enseguida se desecharon las opciones francesa y sueca, pero surgió una fuerte oposición a la adquisición del F-16, porque no se consideraba el avión adecuado para las necesidades de España. Se propuso negociar con el Gobierno de EE UU la compra del MacDonnell Douglas F-18 A Hornet, cuya versión navalizada ya había sido adoptada por la Navy y que también adquirirían Canadá y Australia. La seguridad que daban sus dos motores y, sobre todo, el magnífico radar que portaba, muy eficaz tanto para el combate aéreo como para misiones de ataque al suelo con precisión, era lo que se quería. La experiencia en Guerras como la de los Balcanes, donde solo los aviones españoles, junto a los F-18 norteamericanos, podían cumplir algunas misiones dio la razón a los que apostamos por ese avión. Pero, cuando se recibieron las primeras unidades hubo una sorpresa mayúscula: el software estaba “capado” y no permitía realizar algunas misiones de ataque a tierra. Mas tarde supimos que las presiones del Gobierno Británico habían tenido mucho que ver en el asunto. No sin poner en grave peligro la aviónica del aparato, los especialistas españoles lograron solucionar aquel problema.

    Años después, cuando España está integrada en la OTAN y ha colaborado con los EE UU en todas sus aventuras imperiales, otra vez surge un problema similar, por no decir aún mas grave: USA no quiere suministrar a nuestro país (sí lo hace con Gran Bretaña) el misil de crucero Tomahawk, que estaba previsto fuera el arma mas importante para los submarinos de la clase S-80 que construye NAVANTIA que, a pesar de todos los problemas surgidos, se espera que sean los mejores del mundo de su clase (utilizarán pila de combustible de hidrógeno para navegar en inmersión) y que tienen buenas perspectivas de exportación. USA solo suministraría los misiles si para su utilización España le tiene que pedir permiso.

    A pesar de que José Luis Rodríguez Zapatero autorizó el despliegue en Rota (Cádiz) de cuatro destructores norteamericanos (1.500 hombres mas) con el sistema Aegis para complementar el Sistema Antimisiles (que sitúa a España como objetivo prioritario de los misiles nucleares Bulavá rusos) a pesar de todas las facilidades que da España al despliegue de la fuerza USA y a pesar de las bases españolas de utilización conjunta (eufemismo que se utiliza para no llamar a las bases norteamericanas en España por su nombre) otra vez se nos ningunea y se nos desprecia.

    El Gobierno español, que no quiere quedarse una vez mas con la misma cara de tonto que Pepe Isbert, ya ha entablado negociaciones con el Gobierno de Francia para adquirir los nuevos misiles navales de crucero Scalp, del fabricante europeo MBDA, que también será el principal armamento de los nuevos submarinos de ataque franceses, estos nucleares.

    Los verdaderos amigos son los que demuestran su amistad cuando se les necesita.

    En la foto, el misil de crucero europeo Scalp, que tiene un alcance aproximado de 1.000 kilómetros.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook