Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 20
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL ATENTADO DE BOSTON

     Desde el primer momento las autoridades norteamericanas tuvieron la sospecha de que el atentado durante la celebración del maratón de Boston no era obra de algún desequilibrado, como esos que entran en una escuela y se lían a matar alumnos y profesores o se ponen en la azotea de un edificio a disparar a todo bicho viviente, algo que periódicamente sucede en USA, sino de gentes de otro estilo, bien de la ultraderecha, que ha crecido en el país como la espuma, o de terroristas islamistas. Al final, la segunda opción ha sido la acertada. 

    El terrorismo islamista es uno de los mayores peligros para el mundo actual, pero no nació por generación espontánea. En efecto, todo el mundo sabe que fueron los propios EE UU, Arabia Saudí y Pakistán los que armaron, financiaron y dieron cobertura logística a una organización, Al Qaeda, que se creó para expulsar a los soviéticos de Afganistán. Tras la retirada de la URSS, el problema se extendió a algunas de sus repúblicas centroasiáticas y del Caúcaso, siendo esa una de las causas mas importantes de su desintegración, como relataba en su libro “Laberinto” Larry Collins, un ex-agente de la CIA.
    Pero la relación entre los servicios secretos occidentales, especialmente los norteamericanos, y los  islamistas de Al Qaeda no se limitó a Afganistán, continuó en la Guerra de los Balcanes, en la de Libia y en escenarios tan variopintos como inverosímiles para la gente decente, a pesar de los atentados del 11S y de la novela que nos han contado sobre la muerte de Osama Bin Laden, un episodio tan oscuro como el extraño óbito de 23 de los 25 militares norteamericanos que participaron en la operación. 
    Hoy mismo, islamistas radicales son reclutados como mercenarios en los países árabes, pero también en los occidentales, para combatir contra el régimen sirio y contra los chiítas de Irak, que son masacrados habitualmente en sanguinarios atentados.
    Por eso, los ciudadanos norteamericanos hacen bien en brindar todo su apoyo al FBI y a todos los que luchan contra estos fanáticos, pero deben tener muy presente que la mano que mece la cuna y la que alimenta al monstruo está en su propia casa y sus lamentos son lágrimas de cocodrilo. En España, desgraciadamente, también sabemos algo de eso.
    Aprovecho la ocasión para expresar mi apoyo a los heridos y a los familiares de los asesinados. 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook