Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 24
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL REGRESO DE LA "MILI"

     Las valientes declaraciones del teniente general Rafael Comas, en el sentido de que sería conveniente volver al servicio militar obligatorio, han vuelto a poner sobre la mesa un debate que, ante las carencias operacionales de nuestras FF AA, es obligatorio abordar.

    Nuestra constitución, aprobada en referéndum nacional por los españoles, otorga a los ejércitos un mandato fundamental, que está recogido en el artículo 8º, párrafo 2: “Las FF AA, constituidas por el Ejército de Tierra, La Armada y el Ejército del Aire, tienen como misión garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional”. Es por eso que el Gobierno del Estado y todos los ciudadanos tienen la obligación de dotarlas de los medios necesarios para que puedan cumplir su misión. En este sentido es muy importante que los programas de abastecimiento de material y armamento y el Plan Estratégico sean los adecuados a la misión que los ejércitos tienen encomendada, pero también que dispongan del personal necesario, tanto en número como en preparación.

    Mi opinión es que la decisión de eliminar el servicio militar obligatorio en España fue un grave error, porque desde entonces nuestras FFAA, que ya eran muy débiles, no han hecho mas que perder capacidad de disuasión. Es preciso recordar como tanto los partidos de izquierda, para los que parece que los ejércitos son una antigualla fascista, como el PP de José maría Aznar, que no sabía qué hacer para conseguir el voto de los jóvenes, se emplearon a fondo para eliminar la “Mili” en nuestro país. De aquellos polvos vienen algunos de los lodos actuales y de esas filosofías errónea participan actualmente algunos, como el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ha manifestado su intención de acabar con los ejércitos.

    En el país de Alicia reina la paz y no existen las amenazas, pero el mundo real es muy distinto y no se puede dejar nuestra seguridad en manos de irresponsables. Pero, los insensatos no solo están en el bando de los que quieren acabar con nuestras FFAA  o de los que defienden un ejército profesional reducido a la mínima expresión o un Plan Estratégico y de dotación diseñados para cumplir misiones internacionales de apoyo a la OTAN, también los que verían con buenos ojos el regreso del servicio militar obligatorio, pero, eso sí, de solo dos meses. Eso parece una broma.

    Debemos dejar bien claro que para que España dispusiera de los soldados profesionales suficientes para garantizar el mandato constitucional el gasto que habría que soportar  perjudicaría gravemente otros apartados presupuestarios, pero esa no es la razón fundamental de mi opinión a favor del servicio militar obligatorio, sino de que sea el conjunto de los españoles, incluidos los ricos, los que estén verdaderamente comprometidos en la defensa del país.

    Unas FF AA que ofrezcan una disuasión creíble deberían estar formadas por unos 300.000 soldados, de los que unos 50.000 tendrían que seguir siendo profesionales, pues algunos sistemas de armas y algunas especializaciones así lo exigen. En nuevo ejército integrado por hombres y mujeres y un servicio militar de un año de duración, que es el tiempo necesario para poder instruir adecuadamente a la tropa y tener unidades operativas.

    Yo estoy convencido que el regreso de la “Mili” es conveniente para las necesidades de nuestra defensa, pero también aconsejable para muchos jóvenes, que no saben lo que es la disciplina ni el compromiso.

    Pero, hay algo que debe quedar muy claro: las obligaciones de los soldados de reemplazo deben ser solo las que explícitamente marca la Constitución, es decir, nada de salidas al exterior ni aventuras imperiales.

    NOTA: en la foto, el antiguo Centro de Instrucción de Reclutas Nº 10, de San Gregorio, Zaragoza, situado en la carretera de Huesca, cerca de la Academia General Militar. Un centro modélico en su día por instalaciones, organización y funcionamiento.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook