Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 30
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA APUESTA POR LOS POLÍTICOS JÓVENES

     Una de las lecturas que los distintos partidos políticos han hecho de los resultados de las pasadas elecciones europeas ha sido que la juventud, como estandarte, da votos, que vende mas una cara joven con coleta que un político metido en años que peine canas. Pero, en política, como en la vida en general, es un grave error primar la estética la sobre la ética. Si bien la imagen es muy importante, y el hábito hace medio monje, debemos ser conscientes de que no es lo fundamental. En España llevamos unos años de retraso en este asunto, pero en los EE UU hace ya tiempo que se dieron cuenta que la imagen decisiva se construye sobre la base del mensaje, el programa político y la credibilidad. Desde que John F. Kennedy ganó las elecciones en los 60 se había asentado la idea de que una imagen dinámica y juvenil era una premisa imprescindible para atraer al electorado, y esa doctrina se convirtió en manual para las campañas al Congreso, Senado y presidenciales. Si, además, el candidato era capaz de sonreír continuamente, miel sobre hojuelas. Bill Clinton, por ejemplo, era una buena muestra de lo que estamos diciendo. Hay dos cosas que llaman mucho la atención a los reclutas que se incorporan al ejército, una que se dedique tanto tiempo a desfilar correctamente en orden cerrado y otra que los pantalones militares, que llevan bolsillos por todas partes, no tengan unos huecos para meter las manos. Naturalmente, hay que ser conscientes de la importancia de la disciplina y de la imagen para entenderlo.

     

    Muchas ideas se vinieron abajo cuando Ronal Reagan, un vejestorio, ganó las elecciones. Los norteamericanos sabían perfectamente quien era Reagan, un oportunista que había hecho carrera en el sindicato de actores y cuyos servicios prestados le habían llevado a ser gobernador de California, pero querían de presidente a alguien que les bajara los impuestos y que dejara claro a todo el mundo que solo había un imperio. La edad era lo de menos.

    Quizá fue la campaña presidencial de Obama la mejor organizada que yo he visto en los últimos tiempos. La cercanía a los electores en un denso periplo y su slogan “Yes , we can” (que me recuerda muchísimo a 'Podemos”) se combinó con una estética impecable. Desde que el director de la Oficina Federal de Investigación (FBI), John E. Hoover, vistiera a sus agentes de traje y corbata yo no había visto cuidar la imagen tan inteligentemente. Traje negro sobre camisa blanca y corbata entre roja y grana daban imagen de seriedad y progresismo al mismo tiempo. Pero, no lo olvidemos, lo mas importante es que Obama dijo a los norteamericanos lo que estos querían oír.

    El PSOE, que está completamente huérfano de ideas, está apostando por la imagen juvenil de sus candidatos a secretario general, aunque no tengan nada que decir, por eso es muy probable que Pedro Sánchez sea el que gane el próximo congreso. Pero, también parece que IU se ha subido al mismo carro, aupando a Alberto Garzón a altas responsabilidades. No debe olvidar, sin embargo, la coalición rojiverde que fue Julio Anguita, que ya no era un chaval, el que, con su “programa, programa, programa” consiguió los mayores éxitos electorales.

    La espectacular irrupción de Podemos no se debe a que sus dirigentes sean jóvenes, sino a que los españoles están hasta los mismísimos. Todos deberían tenerlo bien claro.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook