Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 23
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA BOMBA DEL "PEQUEÑO NICOLÁS"

     Como millones de españoles, he visto la entrevista que Tele 5 realizó el sábado 22 de noviembre al joven Francisco Nicolás. Esperaba reírme un rato con las peripecias del chaval, pero no fue así. Después de escuchar las cosas que dijo el “pequeño Nicolás” la conclusión que uno saca es que, o bien sufre un grave problema psicológico, es decir, está completamente loco y se ha montado una película que puede dar con sus huesos en la cárcel, o bien ha dicho la verdad y, en este caso, estaríamos ante el escándalo mas grave que yo recuerdo en España en los últimos años, y mire usted que los hemos tenido gordos. El domingo 23 de noviembre el diario “El Mundo” también publicaba una entrevista al que va a ser el protagonista de la actualidad española en los próximos meses, una entrevista que, como la de Tele 5, pone los pelos como escarpias.

     

    El muchacho dijo dos cosas extremadamente graves: que había recibido el encargo de la Casa Real de realizar negociaciones con el pseudosindicato Manos Limpias para que éste retirara su acusación particular a la infanta Cristina y del Gobierno de Rajoy, vía Vicepresidencia, para llegar a un acuerdo con el entorno de los Pujol. La propuesta consistiría en que, a cambio de que estos salieran bien parados de los procesos judiciales en marcha, aportaran información comprometedora para ERC. Soraya Sáenz de Santamaría debe comparecer en el Congreso de los diputados de inmediato para dar explicaciones.

    Sino fuera porque vivimos en un país donde cualquier cosa es posible y donde las chapuzas de todo tipo son la norma, resultaría imposible creer el relato del “pequeño Nicolás”, pero me temo que, también en este caso, la realidad supera a la ficción.

    Si se demuestra que son ciertas las cosas que hemos leído y escuchado, algo que debe aclarar la Justicia a la mayor brevedad, la posición del CNI, de la Casa Real y del Gobierno de Rajoy se hará insostenible. ¿Cómo es posible que sucedan esas cosas y cómo es posible que se encarguen esos recados a un aficionado que no ofrece la menor garantía? Todos los servicios secretos del mundo hacen trabajos al margen de la Ley, no  vamos a descubrirlo ahora, pero no se puede ser tan incompetentes como lo están siendo los españoles.

    Francisco Nicolás se ha metido en un buen lío, porque una de las cosas de libro para todos los servicios de inteligencia (lo de inteligencia es un decir, claro) que quieran mantener su seriedad es que hay que eliminar al que se va de la lengua. El ruso Litvinenko (que, por cierto, también trabajó para el CNI español) asesinado con polonio por el FSB (Servicio de Seguridad de la Federación Rusa) y los casos de Julián Assange y Snowden, que han tenido que refugiarse en la embajada de Ecuador en Londres y en Rusia, respectivamente, para no pasar a mejor vida, son bien elocuentes. Pero, España es diferente, y puede que Francisco tenga suerte.

    Los partidos políticos españoles ya tenían planificadas las campañas electorales que se avecinan y en las que se van a jugar tanto. La oposición se ha embarcado en una carrera por ver quién pone un dirigente mas joven y agradable (el programa es secundario) al frente y Rajoy tenía previsto bajarnos los impuestos, que antes nos había subido, para engatusarnos. Pero, hete aquí, que ha llegado el “pequeño Nicolás”, como en una historieta de Martadelo y Filemón y la TIA para la que trabajaban, y ha dejado una bomba de relojería bajo nuestros pies. Nadie sabe que pasará cuando estalle.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook