Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 01
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS PRESUPUESTOS, COMO EL ALGODÓN, NO ENGAÑAN

     El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya ha entregado en el Congreso de los Diputados el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2.014, que, en contra de las manifestaciones de los conspicuos del Partido Popular y del propio presidente del Gobierno, en el sentido de que estamos saliendo de la crisis y que “ya se ve la luz al final de túnel”, ponen de manifiesto la difícil situación en que se encuentra nuestro país, debido a que, cuando estalló la crisis, no se tomaron las medidas que eran imperativas, sino las contrarias.

     

    A pesar de que los españoles llevan cuatro años perdiendo mucho poder adquisitivo (aunque empezaron a perderlo con la entrada en el euro y esa pérdida relativa de rentas, no lo olvidemos, fue la causa fundamental de la explosión de la burbuja inmobiliaria), padeciendo todo tipo de recortes sociales, de subidas de los precios en una economía en recesión, la elevación de impuestos y tasas, y reformas, como la laboral, que han permitido poner a cientos de miles de trabajadores en la calle casi gratis, España se encuentra mas endeudada que nunca en su historia, pues a la carga financiera que tienen sobre sus espaldas ciudadanos y empresas, tenemos que sumar la estratosférica Deuda Pública, que a finales del próximo ejercicio llegará al 100% del PIB.

    Los Presupuestos, como el algodón del anuncio, no engañan. Aquí no sirve la palabrería ni los cuentos chinos, porque la frialdad de los números pone en clara evidencia los errores y las mentiras.

    Las pensiones, los subsidios a los parados y la financiación de la Deuda se llevan casi la mitad del dinero que tiene para gastar el Estado. Pero eso no es un castigo divino, ni una desgraciada condición de los españoles, que sea así tiene unos culpables, los que, como la cigarra, se dedicaron al despilfarro y a todo tipo de fechorías durante años, sin prever que llegaría inexorable el invierno. ¿Quienes prejubilaron a centenares de miles de personas en sectores productivos con grandes beneficios? ¿quiénes crearon medio millón de pensiones no contributivas? ¿quiénes hincharon la burbuja inmobiliaria hasta el punto de que se construían en España mas viviendas que en Gran Bretaña, Alemania y Francia juntas? ¿quienes hundieron nuestra banca pública, las Cajas de Ahorro, cuyo agujero ya nos ha costado 61.000 millones de euros? ¿quiénes hicieron todo tipo de obras faraónicas, muchas absurdas o que no se pueden mantener? ¿quiénes multiplicaron los gastos de las administraciones hasta límites insostenibles? ¿quiénes, para decirlo de una vez, llevan gobernando este país desde hace 30 años?.

    Es muy difícil engañar a la gente con espejismos de zanahorias cuando se presentan unos Presupuestos donde están escritos, negro sobre blanco, los palos: la congelación de los salarios de los funcionarios y la paupérrima subida del 0,25 % de las pensiones, la mínima, que hará perder a los jubilados más de un 1% de poder adquisitivo el año próximo. Y no olvidemos que una de las causas por la que aún no ha estallado la revolución es porque muchos abuelos, con grandes sacrificios, están manteniendo a sus hijos y a sus nietos.

    Ahora se ve que la Reforma Laboral, la subida del IVA, no entrar a saco contra la economía sumergida y el fraude fiscal y no adelgazar las administraciones públicas (eliminando ayuntamientos en ciudades de menos de 5.000 habitantes, y suprimiendo diputaciones y Senado, entre otras actuaciones imprescindibles) ha tenido la consecuencia de que casi todos somos mas pobres y de que España, seamos sinceros, está peor.

    Algunos políticos no tienen miedo a casi nada, se creen por encima del bien y del mal, no temen ni a la Justicia, porque son ellos los que hacen las leyes para que los delitos prescriban o el fraude a la Hacienda de todos tenga que superar los 120.000 euros para ser punible, por ejemplo. Los malos políticos solo temen a las urnas. En Portugal, los lusitanos han dado hasta en el cielo de la boca a la coalición de Gobierno de centro derecha que preside Passos Coelho, que ha perdido ciudades tan importantes como Oporto a manos de los socialistas, que conservan Lisboa, pero el Partido Socialista ha cedido también ciudades emblemáticas, como Grándola, Évora y Beja, donde gana la coalición de comunistas y verdes.

    Cuando veas las barbas del vecino pelar…….

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook