Blog 
El Birrete Blanco
RSS - Blog de JJJ   Suárez

El autor

Blog El Birrete Blanco - JJJ   Suárez

JJJ Suárez

JJJ Suárez

Sobre este blog de Sociedad

Si no hacemos nada, hasta los muertos, convertidos en fantasmas con birrete blanco, emergerán de las tumbas para exigir justicia.


Archivo

  • 11
    Marzo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Actualidad política

    LOS YIHADISTAS Y LIBIA

    Se cumplen LOS YIHADISTAS Y LIBIA11 años de los sangrientos atentados en el metro de Madrid, donde hubo 192 muertos y casi 2.000 heridos, y 4 desde que comenzó la Guerra de Libia, donde, bajo la coartada de La Primavera Árabe, la OTAN, los regímenes feudales árabes y Egipto prepararon a la insurgencia, adiestrándola y proporcionándoles armas, logística y dinero para acabar con el régimen de Al Gaddafi. Estos acontecimientos, aparentemente desconectados, tienen, sin embargo, muchos rasgos en común y son ramas del mismo árbol. No voy a relatar aquí toda la serie de graves errores y fechorías que nos han llevado hasta la barbarie del Estado Islámico, solo decir que todo empezó en la Guerra de Afganistán, cuando a EE UU y sus aliados en la zona no se les ocurrió otra cosa para echar a los soviéticos de allí que amamantar al monstruo.

    Ahora, vemos casi a diario los crímenes que cometen los yihadistas en Iraq, Siria, Nigeria, Malí, etc, con decapitaciones o quemando vivos a algunos prisioneros, y saltan a las páginas de los periódicos y a las pantallas de los televisores sobre todo cuando los cometen contra occidentales. Pero, esos crímenes que, por irracionales, cada vez nos recuerdan mas la barbarie nazi, vienen de atrás y antes no se aireaban tanto. En Siria, por ejemplo, las huestes de Al Qaeda y del EI han asesinado prisioneros en masa, a tiros o tirándolos desde las azoteas de edificios, incluso obligando a niños a decapitarlos y comiéndose su corazón. Cientos de pueblos y aldeas en todo el Norte de Iraq y Siria han sido arrasadas por los nuevos vándalos, torturando, violando y asesinando a muchos de sus habitantes. Están sufriendo especialmente los cristianos, a los que asesinan y crucifican sin piedad, y los kurdos, que se resisten a dejar en manos del EI los ricos pozos de petróleo de su tierra y que son los que están llevando el peso de la lucha contra los fanáticos yihadistas. Ahora se ha incorporado a la lucha el ejército iraquí, que ha sufrido una metamorfosis desde que cayó Sadam Hussein. Sus soldados ya no son mayoritariamente sunitas, sino chiítas y lucen en sus hombreras el pañuelo verde anudado, en contraposición a las banderas negras de los milicianos del EI. Esa, junto con un imperialismo trasnochado, es la clave de todo lo que está sucediendo, el enfrentamiento ancestral entre sunitas y chiítas, que no cesa desde que martirizaron a Hussein, el sobrino de Mahoma, es decir, entre Arabia Saudí e Irán.

    Pero, a pesar de todo lo que ocurre en el califato creado por los asesinos yihadistas, que ya empieza a tener sus horas contadas, porque Occidente se ha dado cuenta de su terrible error en Siria, los peshmergas kurdos les están dando hasta en el cielo de la boca y los soldados chiítas del ejército iraquí tienen muchas ganas de ajustar cuentas, a mí me preocupa mucho mas otro escenario, donde hay muchas mas armas, mas petróleo y que está mucho mas cerca. Estoy hablando de Libia, que se ha convertido en el verdadero nido de la serpiente.

    Es hora de recordar a los que, desde los Gobiernos, o con comentarios y editoriales, apoyaron la Guerra de Libia, para “llevar allí la democracia” decían. Eran los mismos que meses antes se fotografiaban con Al Gaddafi o que ahora, cuando en ese país (que era el segundo en renta per cápita de África) hay cualquier cosa menos una democracia, callan como muertos. Usaron una resolución del Consejo de seguridad de la ONU (que solo autorizaba la exclusión aérea) para bombardear al ejército libio, permitieron que se linchara a su presidente y con sus actos irresponsables son, en verdad, los principales culpables de todo lo que allí está sucediendo.

    El yihadismo se ha extendido desde Libia hacia el Sur y, a pesar de la presencia francesa en la zona, Occidente tiene mucha menos capacidad de actuar con eficacia en un escenario que tiene un frente que va desde Mauritania a Sudán y que, me temo, va a darnos, ya lo está haciendo, muchos disgustos.

    Foto: caravana de vehículos todoterreno Toyota, completamente nuevos, entregados gentilmente por Arabia Saudí al EI, se dirigen a Sirte (Libia). Fueron artillados en Egipto antes de cruzar la frontera.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook