Blog 
El blog de la mujer
RSS - Blog de Ana

El autor

Blog El blog de la mujer - Ana

Ana


Archivo

  • 27
    Febrero
    2018

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    mujer belleza grasa celulitis piernas

    ¿Realmente se puede eliminar la celulitis?

    La primera pregunta que toda mujer se hace cuando no le gustan sus piernas y, que, por otra parte, es bastante común, es la siguiente: ¿cómo se deshace una de la celulitis de forma natural y segura?

    Irónicamente, la celulitis alguna vez fue respetada como un atractivo símbolo de riqueza. Significaba que podías comer alimentos ricos y no tenías que trabajar físicamente.

    En estos días casi todas las mujeres tienen celulitis en un grado u otro, y generalmente se considera una plaga, un signo de un estilo de vida perezoso e insalubre.

    ¿Realmente se puede eliminar la celulitis?

    Miles de mujeres gastan decenas de millones de euros al año en todo tipo de tratamientos para eliminar la celulitis de forma efectiva, buscando una cura pero, ¿hay algo que puedas hacer y que de verdad funcione? Afortunadamente, lo hay.

    Ahora que el verano está a la vuelta de la esquina, parece que es un buen momento para zambullirse en el tema y empezar a comentar algunos consejos prácticos y efectivos así como esforzarse a fin de poder conseguir que piernas, caderas y glúteos estén más sexys y tonificados.

    Todos sabemos cómo se ve la celulitis: son los depósitos de grasa que a menudo aparecen en las piernas y en los glúteos, pero también pueden aparecer en las caderas, el estómago y los brazos. A veces es severa, y a veces bastante leve y en ocasiones sólo es visible cuando se pellizca la piel.

    Sin embargo, lo que estás viendo en realidad son células grasas inflamadas que ejercen presión sobre el tejido fibroso circundante. Esto tira de la piel hacia abajo y crea el temido hoyuelo que hace tantas mujeres se sientan acomplejadas.

    Las mujeres son más propensas a desarrollar celulitis que los hombres por tres razones principales:

    1. Los cambios hormonales que debilitan los tejidos fibrosos que rodean las células grasas y afectan negativamente las estructuras de soporte de la piel. Estos efectos se observan normalmente entre las edades de 25 y 35 años, cuando los niveles de estrógeno de las mujeres disminuyen de forma natural. Esto causa una pérdida de receptores de vasos sanguíneos en las regiones de muslos y caderas, y una menor circulación significa menor nutrición en el área, lo que reduce la producción de colágeno (resultando en piel más débil y tejidos conectivos más flojos). Los ciclos menstruales también juegan un papel importante, porque los cuerpos de las mujeres liberan una enzima antes de que se descomponga el colágeno.
    2. Ellas naturalmente contienen más grasa que los hombres, y particularmente en las regiones "testarudas" que son las más afectadas por la celulitis. Las investigaciones han demostrado que las mujeres no son tan buenas oxidando la grasa como los hombres, y es posible que los niveles de estrógeno también juegan un papel.
    3. Sus células grasas se distribuyen en columnas verticales, que son más propensas a la hinchazón, mientras que las de los hombres están dispuestas en un patrón más denso, similar a una red, resistente a las inflamaciones del tejido graso.


    La celulitis también empeora con la edad. Los tejidos conectivos fibrosos (septae como se los conoce) se tornan rígidos y la piel se afloja, haciendo que el "aspecto del colchón" se vuelva aún más pronunciado.

    Cómo comprobar si tienes celulitis

    El porcentaje de mujeres con celulitis es asombrosamente alto -entre un 85-98% según algunas investigaciones, y está clasificado médicamente en cuatro etapas:

    • Etapa 0: No hay hoyuelos notorios al estar de pie o acostado, y la prueba de hacer el pellizco muestra pliegues y surcos, pero ninguna apariencia similar a la de un colchón.
    • Etapa 1: No hay hoyuelos mientras se está de pie o acostado, pero la prueba del pellizco muestra una apariencia similar a la de un colchón.
    • Etapa 2: hoyuelos espontáneos al estar de pie, pero no al acostarse.
    • Etapa 3: hoyuelos espontáneos al estar de pie y acostado.

    ¿Qué es esta prueba de pellizco, te preguntarás? Es muy simple.

    Usando el dedo índice y el pulgar, pellizca la piel del muslo, los glúteos o el abdomen y busca algún tipo hoyuelo.

    Si sólo puedes ver algunos hoyuelos cuando pellizcas pero quieres asegurarte de que no empeore con el tiempo, entonces lo mejor que puedes hacer es empezar hoy mismo a emprender algunas acciones para prevenirlo cuanto antes.

    Es posible que no puedas "curarte" completamente de todos los efectos secundarios que esta inflamación cutánea produce, pero ciertamente hay cosas que puedes hacer para ayudar a que la celulitis sea menos notoria.

    Reducir la apariencia de la celulitis requiere que hagas tres cosas:

    • Tratar la salud de los tejidos conectivos y el colágeno en la piel. Cuanto más débiles y rígidos son estos tejidos, y cuanto más floja es la piel, más prominente se vuelve la celulitis. Al mejorar la salud y elasticidad de estos tejidos, se puede reducir la visibilidad de la misma.
    • Perder grasa corporal. Cuanta más grasa tengas en las áreas afectadas, más exagerada se verá la celulitis. Al perder grasa, estás eliminando la presión de los tejidos circundantes, lo cual reduce naturalmente la severidad de la picadura.
    • Aumentar la circulación sanguínea y linfática. La mala circulación y el drenaje linfático (la linfa es una sustancia que el cuerpo utiliza para eliminar los desechos) puede causar inflamación, lo que agrava directamente el problema; y también inhibe la reparación de los tejidos conectivos y el colágeno que juegan un papel vital en la apariencia de la piel. Si el flujo sanguíneo y linfático sigue disminuyendo durante períodos prolongados de tiempo, las bandas de colágeno endurecidas pueden formarse alrededor de los glóbulos grasos, lo que empeora aún más la celulitis y hace que sea aún más difícil deshacerse de ella.


    Simplemente con teniendo estos tres conceptos claros en tu vida, podrás empezar a ver mejoras mucho antes de lo que te imaginas. Por supuesto, una buena dieta, ejercicio moderado y un estilo de vida saludable, también pueden contribuir en buena forma a mejorar esa apariencia y a reducir la intensidad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook