Blog 
El certificador energético
RSS - Blog de José Cardós Carboneras

El autor

Blog El certificador energético - José Cardós Carboneras

José Cardós Carboneras

Colectivo nacional de técnicos auditores y certificadores energéticos

Sobre este blog de Economia

Blog de la certificación energética de viviendas y edificios


Archivo

  • 17
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El tasazo energético

    Pues ahora va y es cierto que lo de la certificación energética era para recaudar. Solo así se explican las tasas de 39 € que están aplicando algunas Comunidades Autónomas. Cantidades que resaltan además lo grotescamente bajo que se está pagando este servicio a los técnicos, lo que lleva a inventarse los datos y en mi opinión a la falsificación más grosera.

    La cosa tiene más guasa si consideramos que una tasa se paga por un servicio prestado, y el mecanismo de solicitud es de tal complejidad que en la práctica el técnico que inscribe la certificación en el registro correspondiente (solo se puede hacer por internet) hace todo el trabajo que debieran hacer los se supone ingentes batallones de funcionarios a los que se les debiera pagar con lo recaudado por la susodicha tasa.

    Al fnalizar el registro se recibe una referencia, y con ella el ciudadano descarga del servidor la etiqueta energética que por otra parte se ha generado automáticamente.

    La Administración ha tomado el peor de los caminos: recaudar a toda costa y  a la vez no implementar los instrumentos de comprobación del cumplimiento de la norma, que en teoría es de tal importancia que justifica el pago de.... la tasa que nos cobra.

    Actuando así todos sabemos lo que pasará. El certificado energético pasará a ser papel mojado, pero eso sí, falsificado a conciencia. Las leyes se hacen para incumplirlas. Nada extraño en el asfixiante entorno de corrupción y descomposición de la política, donde el embustero es premiado y agasajado por los ciudadanos. Dan ganas de hacerse indiano, como nuestros bisabuelos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook