Blog 
El Extranjero
RSS - Blog de Ivan Artaza

El autor

Blog El Extranjero - Ivan Artaza

Ivan Artaza

Periodista nacido en Muros de Nalón. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. Máster de Postgrado en Comunicación Empresarial por la Universidad de Birkbeck. Durante los quince años que he vivido en Londres he trabajado, entre otros, para The Wall Street Journal y ...

Sobre este blog de Sociedad

Soliloquio: El relato de un narrador en primera persona ante la existencia de un público convencional e inmediato.


Archivo

  • 21
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Allez, allez, olé!

    Parecía que decían olé en las gradas del estadio Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía pero no, decían allez, que viene a significar “vamos” en francés, para animar a la selección de los bleus comandada por el madridista Karim Benzema.

    Anoche Francia parecía la España del pasado mundial, bien coordinada, relajada mentalmente pero con aire acondicionado para correr velozmente los 90 minutos, pases rápidos y mucho toque de balón y excelentes tiros a puerta sin olvidarnos de una fantástica defensa. Francia parece haber estudiado el juego de La Roja durante los últimos años (algo que han hecho todos los rivales de Sudáfrica), pero no sólo lo ha estudiado y entendido para, como han hecho otros como Holanda o Chile, combatirlo, sino para modificarlo, adaptándolo a unos jugadores con una forma física estupenda y así perfeccionar el juego. El tiki taka español es la última adquisición francesa, en Francia es el toc toc, otras adquisiciones españoles han sido Anne Hidalgo, alcaldesa de París, hija de emigrantes gaditanos a Francia, y Manuel Valls, presidente del gobierno francés, nacido en Barcelona.

    Francia ha repetido en el fútbol el mismo esquema histórico del siglo XVIII, obsérvese que la muerte del rey Carlos II supuso el comienzo del fin del poderío español en Europa y el declive del imperio, fue en esa época cuando comenzó la Guerra de Sucesión y los franceses nos impusieron a los borbones con Felipe V, algo que dura hasta hoy, recién estrenando Felipe VI. Fue a mediados del siglo XVII cuando los españoles empezaron a flaquear tras la batalla de Rocroi (1643) contra los franceses, España pierde su hegemonía a favor de Francia.

    España ha perdido los dos primeros partidos de la fase de grupos del mundial de Brasil y ya tiene el vuelo de regreso a Madrid reservado, su hegemonía en el fútbol mundial ha llegado a un fin, lo mismo que le llegó al imperio español en Europa de la familia Habsburgo cuando Francia tomó el control, era la época del Cardenal Richelieu, de Luis XIII, y de muchos otros. España aún conservaba un imperio inmenso de ultramar que iba desde la Patagonia hasta Oregón, pero ya desde tiempos del reinado de Felipe IV, muchos se habían tumbado a dormir una siesta que duró 200 años, como no hubo reformas todo lo recaudado se empleó en nuevas guerras, y cuando todo quebró y nos empezaron a atacar las colonias los ingleses, franceses y holandeses, no había forma de defenderlas.

    La Selección Española de fútbol, “La Roja” no hizo reformas del año 2010 para acá, si acaso un 20-30%, lo cual es muy poco, se vivió de las rentas y con esas rentas se pretendía ganar un mundial en Brasil, donde hace falta piernas que corran como las de los galgos, aguante físico bajo el calor y la humedad y mucha energía. España durmió su gran siesta particular porque tenía su imperio del fútbol creado, un conglomerado de marketing a sus espaldas gobernado por la Federación Española de fútbol, un trono establecido con la victoria de 2010 y se vivió del sueño y no se supo pasar página, el tiki taka murió en Johannesburgo y muchos no supieron verlo. Ahora todos los países saben como jugarle a España y España no sabe qué estilo nuevo crear para jugarle a los otros países. Sólo Francia parece haber hecho su revolución francesa en su equipo y sacarle el máximo rendimiento, para eso tienen a Deschamps, seleccionador que consiguió el mundial de 1998 para los galos.

    España, dirigida por un castellano llamado Vicente del Bosque, que es marqués, me recuerda a aquellos nobles castellanos que eran validos de los reyes de España, como el Duque de Lerma o el Conde Duque de Olivares, opuestos a cualquier renovación, ha exprimido lo que ya no daba más de sí, sin ver la realidad mundial, se ha creído que el mundo gira en torno a Castilla, egocentrismo puro y religiosidad barata, mientras el resto de los equipos mundiales se renovaba, él se confiaba. Durmió una gran siesta de cuatro años por miedo a hacer grandes cambios.

    Ahora es Francia quien tiene posibilidades de recuperar la hegemonía mundial, no sería de extrañar que lo consiguiesen, tienen hambre, ganas, energía, ambición, todo lo que le falta a la pobre Selección Española, la cual ha pasado de dominar el mundo a caer derrotada, de pie, estrepitosamente y en el más bochornoso de los partidos.

    Un calco de la historia, a España le sustituye Francia, y si esto sigue así, a Francia le tendría que sustituir Inglaterra, pero eso sería allá por 2018, 2020 y es poco creíble. En dos años hay Eurocopa en París y Francia también tiene su momento para ganar la tercera copa. Como hay Benzema para rato, la ganarán muy probablemente. Es su ciclo, cuando empiecen de nuevo a ganar no pararán, como dijo Zidane en su momento de España. Mientras tanto España se sumergerá en un mar de luto, no sé si amparada por la religiosidad mediocre que nada o casi nada nos ha aportado durante siglos, pero una cosa está clara, que sin una profunda transformación no se mejora. Quizá sea por ello que no somos capaces de salir de la crisis.

    Como dijo Napoleón, "si quieres regresar a la batalla, necesitas soldados".

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook