Blog 
El Ojo de Halcón
RSS - Blog de balen travis

El autor

Blog El Ojo de Halcón - balen travis

balen travis

Ex-player, Coach, Umpire Chair y Bloger

Sobre este blog de Deportes

Toda la actualidad del mundo del tenis ATP, WTA, ITF...


Archivo

  • 13
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡QUE BUENO QUE VOLVISTE!

    

    BAÑUGUES.- Entre los muchos valores intrínsecos del deporte, el afán de superación, el espíritu de sacrificio y luchar denodadamente por conseguir un objetivo marcado, son algunos de ellos, que nos hacen admirar y muchas veces imitar –dentro de las posibilidades de cada cual- sus gestas.

    Confieso que no entro en el apartado de fans del tenista Ivo Karlovic; es más, se me hace muy difícil aguantar un par de juegos si lo veo a través de tv.  En directo, que quieren que les diga, ni me acerco a la pista, a no ser por ‘mandato profesional’ y aun así me escaqueo a la mínima oportunidad. Su juego se basa en un servicio plano y potente gracias a sus 208 centímetros de estatura (es el jugador más alto del circuito), sin otras bondades que destacar en su tenis.

    El tenista croata ha vuelto a las pistas en el torneo ATP-250 Newport, el único aparte de los que se disputan previamente a Wimbledon, sobre hierba; tras superar una meningitis vírica que se le declaró a primeros del mes de Abril, que le tuvo ingresado en un hospital, dudando de su recuperación sobre todo después de un nuevo brote de la enfermedad.

    Gracias a su fuerza de voluntad, por lo visto tan grande como él. Y ante el escepticismo de los médicos y las dudas que en algún momento asaltaron al propio jugador, volvió a sentirse tenista, llegando en su rentrée a  Cuartos de Final del torneo estadounidense, cayendo en esa ronda ante otro gigante del circuito John Isner y defensor del título en Newport.

    Por eso, aunque seguiré sin ser un fervoroso “torcedor” del tenis de Karlovic, si me declaro desde ya, admirador del ser humano que visto lo visto, supera con creces al deportista. Salud y suerte Ivo.

    

    

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook