Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 07
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Chorizos

     


     12.12.2014
    Hai chorizos que tán muy ricos y hai "chorizos" que dan revoltura y dexen mal cuerpu


      Tamos n'época de facer el samartín. En munchos pueblos entovía la matada los gochos ye un ritual. Non tan trabayosu como antaño, porque agora too se modernizó, pero'l sabor de los chorizos, les morcielles, llonganiza y demás productos fechos de la carne del gochu siguen siendo de lo más rico. Cuando falamos d'estos manxares caseros despiértense en nós imáxenes prestoses de sabores, golores, y momentos guapos, vivíos en familia alredor del samartín que se facía ya se fai pa tol añu. Sicasí, cuando falo de chorizos, viénenseme a la cabeza otres imáxenes non tan prestoses como les que se me figuren colos chorizos de comer. Son imáxenes de los chorizos que tenemos al nuesu alredor y que nun son comestibles, más bien dan revoltura y tamién tán "ricos", quiero dicir podres de dineru.

     

    Chorizos que s'apoderen de les perres publiques, mientres hai muncha xente na llende la probeza y pasándolo mal. Chorizos que tienen el bolsu enllenu y que siguen sueltos, de xuru que ríndose de toos nós, mientres los sos partíos faen promeses y más promeses de llimpieza y rexeneración. Chorizos que siguen pasiando enchipaos como si nada pasara, porque saben que tán al amparu del poder, mientres los cabezaleros disimulen con pallabrería pa confundir a la xente con engañifes. Chorizos que recomienden austeridá mientres ellos roben a manes llenes y escuenden la montonera perres en paraísos fiscales. Too una provocación. Y el choricéu llega hasta les más altes instituciones del Estáu, onde dalgunos senadores y diputaos, non contentos colos munchos privilexos que tienen, dedíquese a facer viaxes privaos a costa de los impuestos que pagamos el restu los españoles. Y, por si fuera poco, firmen un pactu indignante pa nun dar detalles de los viaxes a la xente que-yos los paga, ye dicir, al pueblu que sufre les sos mañes.

     

    Pero inda la palabra chorizu tien más aceiciones, en sentíu figuráu.Tamién hai chorizos d'idees, de trabayos y d'obres artístiques de toa mena; y hasta chupócteros d'enerxía. En dalgún momentu de la vida, apaez dalgún chupócteru qu'intenta apoderase del bon facer y de la enerxía de los demás. A lo llargo de la historia, munchos de los grandes inventos fueron robaos a los verdaderos inventores.

     

    Tamos encendíos de tanta gafez política y social. Ye inevitable la indignación y la impotencia que producen tantos sinvergüences y lladruepos sueltos. Pero nun se pue meter a tolos políticos nel mesmu sacu. Por suerte hai munchos políticos que son honraos que dediquen el so tiempu a los demás, entregándose a trabayar pol bienestar del pueblu y pa meyorar el bienestar social de la xente. Un mundu meyor ye posible.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook