Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 12
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    storify twitter

    Chuletes


    Siempre foi almirable l'inxeniu del ser humanu pa les engañifes

    Agora que tamos n'época d'esámenes los estudiantes agucen l'inxeniu y hai miles de maneres d'engañar al profesoráu. El copietéu forma parte inseparable de la vida académica. Sicasí, anque la época d'estudiantes nun nos quede cercana, casi toos tenemos recuerdos prestosos del chuletarium estudiantil y de lo que se deprendía faciendo chuletes. Munches coses escrites nestos papelinos, con lletres mínimes, quedáronnos grabaes pa siempre.


    A mi viénenseme a la memoria aquellos tiempos yá llonxanos cuando llegué del pueblu al Institutu de L.luarca pa estudiar terceru de Bachiller. Una de les coses pa mi de lo más sorprendente foi presenciar nun aula de 72 alumnes, cómo se copiaba nos esámenes con aquel vieyu profesor. L'esame de Ciencies Naturales yera como si de sópitu se llevantara una airada, que moviere les fueyes d'un llau pa otru y les más atrevíes copiaben hasta col llibru abierto. Otres engañaben al cura que nos daba Relixón o al guapu profesor de Matemátiques, al que poco atendíemos en clase porque como diríen agora «taba como un quesu». Él, que se sentía tan almiráu por aquelles alumnes tontuques, pasiaba polos pasiellos de la clas mirando pal techu, y nun pescanciaba cómo les chuletes circulaben de mano en mano ente guiños y rises. Les más arteres copiaben con casi toos. Yo llegaba de l'aldea, con menos picardía qu'aquelles estudiantes más esperimentaes nel arte de copiar, y nun entendía mui bien aquelles escenes. Sicasí, darréu me fixi col arte máxicu de facer dalguna qu'otra chuleta. Otra cosa yera atrevese a sacala nun esame y xugate tol trabayu d'un trimestre.


    Daquella nun taben de moda los tatuaxes, pero en tiempu d'esámenes, yera raro la moza que nun llevaba los muslos toos escritos con fórmules y nomes raros. Llevantar la falda yera mui fácil. Ellos, los alumnos, (dende 5º compartimos clase colos mozos) taben en desventaxa porque los pantalones nun -yos permitíen utilizar les piernes como soporte d'estos tatuaxes de lletres. Eso sí, n'época d'esámenes teníen garantizao refrescar la vista "lleendo", como podíen, les piernes de les compañeres?


    Colos nuevos medios informáticos, el chuletarium estudiantil ganó en tiempu d'ellaboración y en perfeición. Pinganiellos, relós MP4, y otros artiluxos nos que se pue descargar abonda información, fan-yos muncho más fácil a los estudiantes l'arte del copietéu. Namás tenemos que ver lo que-y pasó a Dani Pedrosa que va unes selmanes lu «pillaron» infraganti, col pinganiellu puesto, cuando s'esaminaba p'algamar el títulu de patrón de yate. O les midíes tomaes pola Escuela Politéunica d'Inxeniería de Xixón que-y costó esti añu 6000 euros la instalación d'inhibidores de frecuencia pa evitar les «telechuletes».


     D'otra miente, paezme que se perdió l'inxeniu que teníen les antigües chuletes que yeren verdaderes obres d'arte. Y como tales yá tuvieron sitiu n'esposiciones en algunos museos como el de la ciutat de Benicarló hai unos años. Muestra que debió ser bien prestoso visitar.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook