Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • CLIC

    Un clin

    Antaño, les ablaneres ufiertaben un dedalín d'anís o coñá pa "moyar" les ablanes

    m.ª esther garcía lópez 07.10.2016 | 03:58

    CLIC
    Un clin

    La moda del "chupito" hai unos años que foi calando nos restaurantes, onde se sirve dempués de la comida pa facer bien la dixestión. Esto nun sé si ye un mitu pa convencenos de que ye bono beber un "chupito", o si daveres esi paparáu d'alcohol nos cuez la comida nel banduyu un poco más rápido. Dalgo de fueu pue ser que tenga, pero siempre que nun seya n'escesu, nun pienso que seya malo calentar el cuerpu con un clin de llicor. Sobre too, si te para la policía dempués de comer y lleves la boca bien caliente. Entós, en vez d'ayudar a facer la dixestión, seique se nos cortaría del sustu.

    En vez d'un "chupito", a mi préstame más llamái un clin, como se llamaba al vasín de coñá o d'anís que sirvíen les ablaneres nes fiestes y romeríes antaño. Daquella taben de moda'l coñá y l'anís. Agora hai otres clases de llicores de mil sabores y estos otros quedaron p'atrás nel mueble-bar. Nun tán de moda. Hasta pal alcohol hai modes.

    Como güei tamos fartucos de too, les ablaneres dexaron de llevar el clin pa calentar el cuerpu. Con tanta variedá de llicores tendríen que dir mui cargaes. ¡Qué guapa la estampa de les ablaneres! Esto foi dalgo que nun se perdió y siguen adornando los espacios festivos y siempre les alcontramos nel mesmu requexu, cola la saca les ablanes, riquísimu frutu serondiegu.

    Mira si tarán bones qu'hasta a la raposa-y gusten y róbales col mayor descaru. Dicen que la raposa morrió por golosa y de xuru que ye verdá. Tuviemos qu'escorrela varies veces del ablanal que miedra xunto a la mio casa de Degol.lada, que da perbones ablanes. Pero insiste y vuelve cada poco y sentímosla cascales col mayor arte. Ta visto que la fame agudiza l'inxeniu hasta nos animales. La raposa agora tien más difícil llevar les pites y dalgo tien que comer. Nun tien mal paladar. Ta feita una bona llambiona.

    Lo que si se vei perdiendo ye la costume de "regalar les ablanes", ye dicir, mercales y lleva-yles al que quedaba en casa y nun diba a la fiesta. Pero esta costume tamién sirvía pa entamar un amor. El mozu que-y quería cucar a una moza, entamaba comprándo-y les ablanes y si la moza nun taba na fiesta, llevába-yles a casa. Esto yera en sí un pidimientu de rellación.

    Daquella, hasta hai unes décades, los mozos podíen dir y recorrer tola contornada fiestera, mientres les moces, si la fiesta yera lloñe y nun diben acompañaes de los pas o hermanos mayores, quedaben en casa naguando por pasalo bien. Taba mal visto que les moces caleyaren de fiesta en fiesta. ¡Qué tiempos! Sicasí aquelles ablanes d'amor, sabíen a gloria. Y, por veces, hasta daba pena comeles.

    http://www.lne.es/blogs/filazon/

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook