Blog 
Filazón
RSS - Blog de esther_garca

El autor

Blog Filazón - esther_garca

esther_garca


Archivo

  • 19
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo asturias

    LA DESPIDIDA

     

    Cada momentu que pasa despidimos dalgo que por veces nos gustaría o nun nos gustaría caltener

     M.ª Esther García López 18.10.2017 | 03:25

    LA DESPIDIDA
    La despidida

    Yá hai unos díes que despidimos el branu. Branu folixeru y enllenu d'acontecimientos. Un branu más, que pasó rápido, despidimos les fiestes, la playa, los paseos. Despidimos les tertulies braniegues y disponémonos a recibir y disfrutar del otoñu cola señardá d'esti branu qu'acabó y que se se despidió con ciertu resquemor porque nun llució demasiáu'l sol.

    Aprópiome de les pallabres de Javier Lostalé, poeta al qu'almiro. Él diznos que "la vida ta fecha de despidíes y regresos". Una frase curtia pero tan fonda que nos fai reflexonar, y hasta nos asusta un poco. Tenemos bien interiorizao que les despidíes son tristes. Despidimos segundos, minutos, díes, selmanes, meses y años. Despidimos amigos, familiares... Despidimos el tiempu que pasa y nun vuelve. Y sí, ye verdá qu'hai despidíes que son esperanzadores porque pensamos nun regresu, pero hai otres que son un adiós pa siempre.

    Otru branu llegará, ensin dulda, dempués de que vayamos despidiendo les otres estaciones. Val más non ponese señardosu, porque si entamamos a pensar en tolos adioses que nos vemos obligaos a dicir al cabu los díes, tolo que despidimos en poco tiempu, sentiremos hasta cierto dolor.

    Pero ye inevitable, les despidíes caminen con nós a la par. Son como un ritual que dexa atrás aquello que perdimos y que yá forma parte del pasáu. Y ye que too pasa nun tris. El presente inda bien nun llega cuando yá forma parte del pasáu. De contino tamos despidiendo'l presente, momentu a momentu.

    Dicir adiós enxamás foi fácil. Sicasí, les despidíes formen parte de la vida, nun podemos desaniciales del pasar del tiempu. Nun nos queda namás que deprender a dicir adiós a lo que nos presta y por suerte a lo que nun nos presta y siguir viviendo otres etapes, otros acontecimientos, otres estaciones? Y a disfrutar de lo bono anque pase tan rápido y se convierta darréu en pasáu.

    Y nestos díes de tanta velea social, préstame terminar con un poema al Otoñu. Los poetes, anque-y entendí a Rafa Nadal que somos los que facemos la guerra, yo nun toi pa nada d'alcuerdu con esta afirmación. En mediu d'esta situación xabaz d'incertidume y engarradielles préstame terminar güei esti artículu con un poema.

    Los poetes queremos inundar el mundu de poesía. Que llegue la paz y la comprensión.

    L'otoñu

    Día a día les fueyes

    de los árboles soyen el suelu de seronda.

    Día a día, nós soyamos el tiempu de fueyes

    que se van amostiando.

    El pasáu amontónales nos requexos más fondos y escondíos.

    Güel a podre.

    El pasáu, siempre sollerte, apina recuerdos.

    El futuru siempre inciertu.

    Nun sabemos si l'arbol guañará na próxima primavera.

    El tiempu barre les fueyes, añu tres añu.

    Les fueyes de la vida.

    Y quedámonos esnudos ante la frialdá del iviernu.

    Que l'iviernu nun nos xele'l corazón,

    con tanta gafura que nos amaga.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook