Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 03
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La Escuelas del Ave María de Arnáu: un siglo de historia


     Cien años de trayectoria  de estas Escuelas  que inauguró el Padre Manjón.

    Hoy se cumple un siglo de la inauguración de las Escuelas del Ave María de Arnáu, fundadas por la Real Compañía Asturiana de Minas. Cuando hacemos memoria de un centenario, nos invaden los recuerdos y las emociones y hasta nos produce una cierta nostalgia. Un siglo son muchos años. Es casi inevitable hacer una reflexión, un repaso por el paso del tiempo. ¡Cuántas cosas, cuántos avances en nuestra sociedad, cuántos avances en Educación, cuántos cambios en Castrillón desde aquel 3 de julio del año 1913, cuando se inauguraron las Escuelas del Ave María de Arnáu! Para muchos vecinos de Castrillón que asistieron a estas escuelas, siguen siendo algo entrañable. Yo, aunque no asistí a sus clases, hice un recorrido profundo por su historia, que recojo en el libro «Las Escuelas del Ave María de Arnao» (2004) y las considero, también, un poco mías.


    Hace hoy cien años, los periódicos de la comarca avilesina se hicieron eco de la visita del padre Manjón a Asturias para inaugurar las Escuelas del Ave María de Arnáu. Varias personalidades lo acompañaron en este viaje. Arcipreste, presidente y junta ejecutiva de la Asociación Avilesina de Caridad, colonia del Ave María, varios profesores manjonianos, el rector de la Universidad del Sacro Monte (Granada), Manuel Medina Olmos, y el presbítero Segundo Arce Manjón.


    El padre Manjón, en su estancia de tres días en Avilés, visitó el templo de la Merced, el antiguo templo de Santo Tomás y la capilla de los Alas. En el Ayuntamiento de Avilés se exhibió con tal motivo la tan famosa como discutida Carta Puebla.


    En Arnáu, para recibir al padre Manjón se encontraba el Batallón Infantil de la Asociación avilesina de Caridad, también varias personalidades de esta asociación, entre ellas Blas Caballero, que, en aquel momento, ejercía la docencia en aquel centro avilesino. En Arnáu fueron recibidos por los niños de las Escuelas del Ave María con su maestra Gloria Peláez y Aizpuru. Ejercía de director de estas Escuelas Julio Noguera López, quien se había encargado de toda la organización de las mismas para su apertura. En 1917 ocupó el cargo de director don Blas Caballero Sánchez, maestro que compaginó dirección y docencia en este centro, hasta el año 1964. Ambos eran maestros manjonianos.


    A esta presentación pública asistieron padres, personalidades y numeroso público de la zona para conocer in situ la labor educativa emprendida por la Real Compañía Asturiana de Minas y respaldada por la pedagogía manjoniana, que se extendía con éxito por distintos puntos de la geografía española.


    Es difícil resumir en el espacio de este artículo el éxito que en el terreno educativo y social supusieron estas Escuelas para el concejo de Castrillón. Allí se formaron muchas generaciones de castrillonenses. En el entorno educativo, se referían a ellas como «la Universidad de los niños», lo que nos da idea de la calidad de sus enseñanzas, avaladas por excelentes materiales y recursos de todo tipo, cuando las escuelas públicas de aquella época no reunían condiciones. Estas escuelas se cierran para la educación formal en el año 1990. Desde hace unos meses la gestión de la Escuela vuelve al Ayuntamiento después de haber sido durante unos años un centro de formación no formal, regido por el sindicato CC OO, al que estaban cedidas en precario por el Ayuntamiento de Castrillón.


    Como colofón, decir que las Escuelas del Ave María de Arnáu son un importante patrimonio cultural e histórico no sólo de Castrillón, sino de Asturias, por su relevancia en la historia de la Educación y por su arquitectura, con sus gráficos didácticos, los más importantes de España después de los de Granada, donde la pedagogía manjoniana tiene su origen. Se merecen un cuidado y una atención especial dentro del patrimonio histórico de Arnáu.
        

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook