Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 19
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La fiambrera a la escuela

    La polémica de xintar nos colexos.


     Si encomienzo a pensar n’otros tiempos, y tengo bona memoria, cuando los neños del mio pueblu y d’otros d’alredor díbemos a la escuela a Belén, facíemos tolos díes ocho kilómetros pa recorrer dos veces ida y vuelta los dos kilómetros que separaben les nueses cases del llugar. Ellí, ensin calefacción, empitulladines y pasando fríu, trescurría la xornada escolar. Cuando llovía muncho o nevaba, aforrábamos un viaxe. Quedábamonos a xintar en Casa Consuelo, una tabierna que taba cerca la escuela. Consuelo dábanos gratis un platu potaxe calentín que nos sabía a gloria. Pero d’esto fai munchu tiempu y ocúrreseme que tamos volviendo p’atrás.
    Nos últimos díes, cuerre la noticia de qu’en Cataluña los escolinos, más bien los escolinos que nun tengan perres pa pagar el comedor, van tener que salir pa la Escuela cola fiambrera al llombu. Seique será pa que los neños y neñes s’avecen a salir de casa col “"tupper"” de comida, como faen munchos pas y mas pa dir al trabayu. Dalgunes empreses ponen a disposición de los trabayadores microondes y espacios pa que los obreros puedan comer nel llugar de trabayu.
    Nun podemos escaecer que la hora la xinta, amás del placer de comer, yera un momentu de comunicación importante. Los tiempos cambiaron abondo. Agora, la priesa, lo mínimo, lo práuticu, lo prefabricao, lo rápido…llegó a los fogones y a les meses familiares que van camín de ser namás meses de fin de selmana, cuando lo son, porque cuando los fíos medren, el fin de selmana ye pa la movida, la fiesta y pa dormir, non pa echar el tiempu en comer.
    Si los comedores escolares tán pensaos pa conciliar la vida familiar, al empar que supuestamente se cuida de que los escolinos tengan una alimentación equilibrada, agora les mas y los pas, tendrán qu'esforciase la víspera, o madrugar más, pa  ver lo que meten na fiambrera escolar, pa que  tean bien alimentaos, que-yos preste y que seya fácil de tresportar y calentar. Y amás tres euros nel maletu pol serviciu de nevera, microondes y llimpieza . Esto en realidá ye lo más grave. Como siempre, esta midida qu’anuncien pa los comedores catalanes, va afeutar a los coleutivos más desfavorecíos, a los que nun puedan pagar el menú de los comedores escolares. Con fame  los neños depriénden menos, y d’ello se trata. Los promotores de too esto nun pienso que nunca tuvieren falta de ná  y de xuru que se criaron con toles comodidaes, tanto familiares como escolares. N’Asturies ya encomiencen a correr noticies sobre los comedores escolares con pallabres como “tupper”, microondes y demás. Esperemos que los planificadores tengan en cuenta’l contestu y les circunstancies nes que nos atopamos. Que nun se merme la calidá d’alimentación que reciban los escolinos y que nun suponga un sacrificiu económicu más pa les families con menos medios.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook