Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 07
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Lluvia d'estrelles

     


    La obesión del Gobiernu polos verbos qu’encomiencen con  “re”.


    Nun soi esperta n’astronomía, pero  tengo que confesar que me gusta muncho lo rellacionao col firmamentu.  Contemplar la Lluna y les estrelles  en dalgún llugar onde nun  nos torgue la visión la contaminación lluminosa (lletreros, faroles y demás lluminaries) ye  un espectáculu maraviosu y relaxante. La lluz de les estrelles y de la lluna, combinada col silenciu de la nueche, fainos pasar  momentos  prestosos  que nos  puen facer escaecer les preocupaciones  del día a día.
    El mes d’agostu  ye un mes lluminosu. Mes braniegu,  folixeru y estrelláu. Nes nueches  del  11 al 13, podremos observar nel cielu una revolución d’estrelles. Ye cuando se produz la nomada  “lluvia d’estrelles”, o” llárimes de San Llorenzo”. Estrelles fugaces que cuerren d’un llau pa otru  como si tuvieren tolles. Como si  lloviera  lluz a xarros  sobre nosotros.  Nun nos sobraría, porque tamos fartos d’escuridá y de negrura, ensin saber  cuándo  dalgún llumín  illuminará esta nuesa sociedá llaceriosa.
    Esti añu, seique  veremos les estrelles por partida doble. Verémosles porque  hai que reducir  lluces publiques  y  privaes,  y el cielu volverá  a  amosanos los sos encantos nocherniegos y d’otra manera, “veremos les estrelles”  de dolor.  De la gafez  que soportamos con esta crisis que nos martiella, con estos cabezaleros  obsesionaos  con obliganos a recortar, a rebañar, a retraenos, a repriminos,  a restar, a reciclar, a reducir, a reforzar, a  refacer, a  rebuscar, a reactivar,  a recargar, a  recular, a repetinos, a rebaxar, a reflexonar, a revolver, a rescatar, a reprochar, a reclamar, a  reñer, a renegar, a rebelanos, a resignanos y hasta a rezar.  Como se suel dicir, ¡que dios  nos garre confesaos! Cola que ta cayendo,  esti mes d’agostu amás de la lluvia d’estrelles, esperamos  lluvia  de piedres y llábanes. De xuru,  que mientres nós contemplemos la nueche estrellada, dalgún illumináu siguirá  maquinando día y  nueche a la gueta de más verbos qu’encomiencen por “re”.  Y recortaránnos hasta  les idees pa que nun pensemos, que ye lo que quieren de nós,  reducinos  el maxín pa que nun cavilemos. Aborreganos  con esta política d’estrecheces, pa que nun llevantemos cabeza.  Sin embargo, estes y otres palabres qu’encomiencen con “ re”, nun-yos afeuten nin siquiera de raspión a los ricos refalfiaos, a esta recua que se recrea con grandes fardelaes de perres. Remítenles  a un  paraísu fiscal y ¡equí nun pasó nada! Asina pueden recrease tranquilos y  vivir a tou tren. La crisis súfrenla los probes y los desfavorecíos. 
    Esti añu,  nestes  próximes nueches  de lluvia de lluz, la Lluna tará  en cuartu menguante. Nun vamos tomalo  como un mal presaxu.
    Que disfrutéis de la lluvia de  lluz. Procuraremos garrar una estrella.


     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook