Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 31
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Non a la violencia

    El crime enturbió la xornada del día dempués de las eleiciones.


    Dempués d'esta xornada del 22-M, na que llibremente fiximos usu de la democracia, espertámonos al día siguiente con sobresaltu, espertámonos cola tristura del crime. Espertámonos una vez más cola impotencia ante los maltratadores y asesinos. El llunes la violencia y la llocura fixeron una vez más actu de presencia na nuestra sociedá. La traxedia de tres persones muertes y dos persones firíes de gravedá fíxonos espertar col corazón encoyíu.

    Una vez más de llutu por víctimes de violencia ¿doméstica?, de ¿xéneru?, ¿machista? Violencia que nos castiga a diario. Silvia sufre nel hospital, mientres el so pá, el so compañeru y el so hermanu reciben tierra nel campusantu. Los sos neños nun escaecerán enxamás la escena que presenciaron.

    Dempués del llargu día electoral, nel que Silvia de xuru que vivió con emoción, tres d'ella andaba la solombra del mal. La muerte rondaba la madrugada. L'ex maríu nun soportaba que la so ex muyer entrare nel mundu de la política. Envidia de los llogros femeninos. Una vez más tenemos que gritar, salir a la calle, reivindicar el non a la violencia, non a la violencia de xéneru. Ye difícil cambiar la mentalidá d'esta sociedá na qu'inda reina'l machismu en munchos llugares y situaciones. Namás una educación integral qu'impregne'l currículum escolar, la vida de los centros educativos, la vida familiar y la nuesa sociedá en xeneral podría dir abriendo'l camín de la llibertá.

    Hai veces que les muyeres hasta llegamos a creer que nos falta poco p'algamar la igualdá. Pero les gotes de sangre derramaes por muyeres enturbien los regueros d'agua llimpia que flúin pel nuestru maxín y recuérdennos qu'entovía hai muncho camín por andar. Polítiques d'igualdá, llucha incansable dende diferentes instituciones, pero dalgo falla nel fondu de la sociedá. Dalgo falta por remover y soterrar. Nun podemos callar, nun podemos baxar la guardia mientres la violencia nos castigue per uquier. Esta vez los muertos fueron homes. L'asesín, n'ayén y enllenu de furia, llevóse too per delantre. Triste panorama. Esta vez tocónos bien de cerca.

    Y col corazón apoyamos güei a Silvia, pa da-y fuerces pa siguir andando'l camín. De xuru que nel trayeutu tendrá d'alcontrar dalguna flor. De momentu les sos flores son los sos fíos que la esperen y la necesiten. Ánimu Silvia pa siguir lluchando. Ánimu a toes y a toos pa defender los drechos de les persones, los drechos de les muyeres, el drechu a la llibertá y a vivir una vida digna y en paz.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook