Blog 
Filazón
RSS - Blog de MªEsther  García López

Archivo

  • 25
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alicante

    Non más víctimes

    MARÍA ESTHER GARCÍA LÓPEZ

    ESCRITORA

    Día 25, un recordatoriu, un llamamientu social, un grito de socorru, una esixencia.

     La insistencia y esixencia nes últimes décades en favor de la igualdá fixo que s'oiga la voz femenina y que vayamos, pasu ente pasu, arreblagando camín, col envís d'esixir los nuesos drechos, porque nun son drechos d'homes o de muyeres, son drechos de les persones.

    La desigualdá ente homes y muyeres manifiéstase n'actitúes, hábitos y creencies aprendíes y sellaes por una educación machista yá dende la cuna, y afitada dende families y escueles nes qu'inda perviven tópicos y condiciones de dominiu y de poder sobre la muyer.

    Avanzamos enforma gracies a coleutivos y a instituciones que trabayen con procuru ya insistencia p'algamar y esixir polítiques d'igualdá. Pero magar tolos esfuerzos y tol llabor desarrolláu, les diferencies esisten, y les muyeres somos les perdedores. Hai munchu camín por andar. Y nesti momentu de crisis pol qu'atravesamos inda se fai más urxente que la voz de la muyer se sienta en tolos requexos y en tolos ámbitos de la vida. Tenemos qu'impedir que la política de recortes que nos amaga, nos meta en casa, como antaño, tarazando asina lo que con tanto esfuerzu fuimos consiguiendo. Nosotros somos necesaries en toles estayes de la vida. Na estaya llaboral, na estaya social, na estaya política? Pero sobre too queremos ser llibres y nun tar baxo'l dominiu machista. Esta rellación de poder de los homes sobre les muyeres ye lo que xenera, en dellos casos, violencia de tou tipu: física, psíquica, verbal, sexual, social, económica, etc.

    Esti camín tan espinosu y tan triste inda ta por llaniar y por dexalu llibre y ensin maleza. La violencia contra la muyer inda nun recibió l'atención prioritaria y los recursos que se necesiten pa facéi frente con seriedá y cola visibilidá necesaria. Toos tenemos que collaborar pa que nun haya nin una sola víctima más, pa que naide reciba malos tratos físicos nin psicolóxicos, pa que nenguna muyer se sienta acosada por ser muyer.

    Fixéronse marcos xurídicos y normativos tanto a nivel nacional como internacional que contemplen distintes formes d'atayar la violencia, tanto nos llugares públicos como privaos, pero nun s'aplicaron con eficacia en nenguna parte del mundu. L'aplicación ye poco sistemática ya insuficiente.

    Poro, dende distintos ámbitos, tenemos qu'esixir que se cumplan les lleis y que nun se produza demora nes sentencies, que s'atiendan toles denuncies y que s'actúe a tiempu contra los maltratadores. Que toos nós nos impliquemos de dalguna manera p'acabar con esta llaceria. Mientres haya una muyer que sufra nel llar, na calle, nel trabayu o en cualquier llugar públicu nun nos podemos callar. Faigamos una reivindicación a gritos. Tolerancia cero.

    El día 25 nun ye namás qu'un recordatoriu, un llamamientu más a la denuncia, a la collaboración ciudadana, a la esixencia a los gobiernos pa que se cumplan les lleis. Esixencia a la sociedá: ¡Non más víctimes! ¡Que se faiga xusticia!

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook