Blog 
Hay que ser fan de lo que hay
RSS - Blog de Rosa Lombas

El autor

Blog Hay que ser fan de lo que hay - Rosa Lombas

Rosa Lombas

Me llamo Rosa Lombas, tengo 26 años y soy de Oviedo. Me gustan la ciencia ficción, el feminismo y la música rock. Estudié filosofía, así que no tengo un oficio definido. En marzo de 2016 me diagnosticaron leucemia. Ingresé entonces en el HUCA, desde donde escribo este blog.

Sobre este blog de Salud

Leucemia con humor


Archivo

  • 18
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo salud Filosofía

    Hay que ser fan de lo que hay

    ¡Amigos y amigas del Facebook y demás gentuza! A riesgo de hacer exhibicionismo redsocialero, voy a contaros un poco mi vida, y así os dejo informados a todos a la vez y no me venís con historias.

    El gran Pablo Baixauli (A.K.A. Prim from Valencia) tiene una frase célebre que viene siendo algo así como un aforismo presocrático en el siglo XXI. La frase es esta: "Hay que ser fan de lo que hay".

    Y lo que hay, en mi caso, es que hace dos días me han diagnosticado leucemia. Fui a urgencias con una pierna hinchada y al ver mis análisis de sangre me dijeron que tú a dónde vas, espera vente por aquí mejor. Así que al día siguiente unos ambulancieros muy majos me trasladaron al St. Bartholomews Hospital, donde un equipo de médicos que parecía salido de alguna serie de la Fox me informó de que lo de mi pierna es una trombosis, osease un coágulo que me está taponando una vena. El taponamiento en sí resultó ser la punta del iceberg y los avezados científicos, hurgando un poco, se percataron de que lo que tengo es un chiringuito de glóbulos blancos abierto 24/7 en la médula espinal. O sea, leucemia.

    Pero volvamos al Proverbio de Prim: "Hay que ser fan de lo que hay". A ver, no vamos aquí a empezar con memeces tipo Paulo Coelho y ponernos a inflar globos e invitar a rondas de chupitos. Pero siguiendo con la frase, esto es lo que hay, y bien mirado no le faltan puntos positivos al asunto. Por ejemplo:

    1. No hay que ir a currar

    2. Te traen el desayuno a la cama (yo siempre he sido muy fan de comer en la cama)

    3. Drogas gratis

    4. El staff del hospital es una mezcla cachonda de las series: House, Garth Marengi's Darkplace Hospital, Little Britain, y la peli del diario de Bridget Johns. Supongo que si me trasladan a España el cachondeo intercultural London será sustituido por una versión más TVE, pero de momento ayer me hizo las pruebas de rayos x un doctor tipo el Cameron de House pero sin el palo en el culo, más tipo bailarín de Soul Train, todo muy funky; y mi enfermera "coach" es una señora inglesa tan inglesa, adorable y lovely que podría ser una versión joven de la Señora Dogfire.

    5. Yo, que siempre he pensado que tenía muslos gorditos, ahora creo que tengo unas piernas que ni las de Tina Turner, y en cuanto se destapone la movida voy a bailar y a moverlo todos los días y nunca más volveré a dudar de lo maciza que estoy.

    Y sobre todo: tengo por novio al hombre más increíble del universo, la mejor madre de la galaxia, los amigos más increíbles del mundo, y no me puedo creer la cantidad de amor, apoyo, buen rollo a raudales que me estáis haciendo llegar todos. No quiero pensar lo que debe de ser tener un cáncer y estar sólo, debe de ser horrible, pero en mi caso no podría tener más suerte. Esto es una pequeña piedrecilla en la vida de la mujer más afortunada del mundo, que soy yo.

    Así que chavales, no os preocupéis: primero voy a raparme la cabeza en plan macarra, algo a lo que en otra situación nunca me habría atrevido. Luego voy a llevar pelucas molonas de putón verbenero y sombreros con rastas y cosas así.
    Y por último, cuando esto se haya acabado, me dará la risa de todos los problemas cotidianos de la vida, miraré a mis piernas de Tina Turner incrustadas en mi cuerpo de 1,58 cm y pensaré: ¡¡Sois lo más!!

     

    Hay que ser fan de lo que hay

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook