Blog 
Hogar y Decoración
RSS - Blog de Pablo Baselice

El autor

Blog Hogar y Decoración - Pablo Baselice

Pablo Baselice

Me dedico a la decoración hace más de 10 años. He trabajado en varios proyectos importantes en interiorismo.

Sobre este blog de Decoracion

En este blog encontrarás muchos consejos sobre como decorar tu hogar.


Archivo

  • 16
    Octubre
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    publicidad salvamanteles

    Quid pro quo, ¿qué exigen los clientes a las empresas?

    En los últimos años, sobre todo a partir de que Internet se ha popularizado, el consumidor ha comenzado a darse cuenta de su poder. Se ha vuelto consciente de que las empresas lo necesitan tanto como él puede necesitarlas a ellas y, consecuentemente, ha comenzado a ejercerlo.

    El consumidor le da a la empresa sus opiniones, su dinero y su fidelidad. A cambio, le exige una serie de prebendas que en algunos casos son simplemente simbólicas, como es el caso de los regalos promocionales.

    Es evidente que ningún consumidor va acudir a comprar a un establecimiento de manera habitual solo por el hecho de que en Navidad les hayan regalado un calendario. Pero tiene en cuenta que ese establecimiento ha regalado un calendario, mientras que el de la competencia que está en la siguiente manzana, no ha tenido ese detalle.

    Regalos que crean lazos

    Los regalos crean lazos y no suponen para estas empresas, ni siquiera para los pequeños negocios, un gran desembolso económico. Un obsequio útil y atractivo, como los salvamanteles personalizados de Seripafer, es agradecido por cualquier persona siendo un regalo muy barato.

    Estos regalos contribuyen a que el cliente sienta que se le da algo a cambio de elegir a esa empresa, ese producto o ese negocio y se crea un vínculo que hace que haya muchas más posibilidades de que esa persona vuelva a ser cliente. En definitiva, se potencia la fidelidad.

    Estas pequeñas atenciones son muy tenidas en cuenta por el consumidor. Es un hecho que cualquier producto que tenga un regalo tiene muchas más posibilidades de venderse que otro igual que no lo contenga, incluso si el precio del que lleva el obsequio es ligeramente superior.

    Un regalo que hace propaganda

    Pero además, los regalos promocionales también son propaganda en sí mismos. Un calendario con el nombre de la empresa o cualquier otro objeto serigrafiado con el nombre de un producto es un recordatorio del mismo para para todos los que lo ven. Tanto para recordar al cliente que vuelva a comprar en ese establecimiento o ese producto como para que otros puedan verlo.

    Propaganda, agradecimiento y una atención que merece la pena y que, desde luego, es siempre dinero muy bien invertido. Elegir el regalo adecuado en función del tipo de producto o de negocio, pensando siempre en el cliente que lo va a recibir, es la clave.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook