Blog 
Internet Empresarial
RSS - Blog de Juan López

El autor

Blog Internet Empresarial - Juan López

Juan López

Sobre este blog de Asturias

Blog sobre economía y empresas. Tratamos temas de interés para las empresas; desde ayudas, nuevas tecnologías en el sector, información financiera hasta curiosidades o información general para PYMES.


Archivo

  • 26
    Abril
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    internet empresas tecnologías

    Las tecnologías de Internet para las empresas: dos riesgos posi

     

    Que Internet y sus tecnologías han hecho una gran aportación al mundo y concretamente al mundo empresarial, de eso no cabe la menor duda pero también pueden llevar a riesgos. Los dos más importantes son: de un lado pueden disminuir su poder de mercado y de otro lado, las empresas que no utilicen las tecnologías de internet, pueden cambiar la relación entre los costes y los de sus rivales de manera adversa.

     

     Las tecnologías de Internet para las empresas: dos riesgos posi

     

     

     Veamos estas dos ideas:

    • Las tecnologías de Internet pueden minorar el poder de mercado. En las empresas su poder de mercado puede bajar ya que la utilización de Internet va a reducir los costes de búsqueda de los compradores y también los costes que se producen al cambiar de proveedores por parte de las empresas.

     

    1. Disminuir los costes de búsqueda: Si partimos del supuesto del modelo de competencia perfecta donde observar precios no conlleva costes y que todo el mundo es conocedor de los precios junto con que el número de empresas es alto y que ofrecen un producto idéntico va a dar como resultado que ninguna empresa tienen el poder en el mercado. Sin embargo si a los consumidores les va a suponer algún coste en la búsqueda para conocer el precio, como por ejemplo tenerse que desplazar hasta la tienda para conocerlo, está claro que no va a poder conocer todos y por tanto puede aceptar precios mayores que el más bajo del mercado.
    2. Disminuyen los costes de cambio de proveedor. Son los llamados costes de cambio. Sirva de ejemplo cuando un consumidor cambia el programa informático con el que trabaja. En este caso tendrá que dedicar esfuerzo y tiempo a adaptarse al nuevo programa y eso lleva un coste. Esto también ocurre en el caso de las empresas que comercian entre ellas y han realizado inversiones específicas en sistemas para poder transmitir y compartir información. En estos casos si cambian de oferente va a llevar acarreado un coste.

     

    • Las tecnologías de Internet pueden hacer variar de manera adversa para las empresas la relación que hay entre sus costes y los de la competencia. Aquellas empresas que no utilicen las nuevas tecnologías de Internet pueden tener costes más altos que los de sus rivales y esto va a producir una pérdida de competitividad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook