Blog 
Ivan Garcia
RSS - Blog de Ivan Garcia Estebanez

El autor

Blog Ivan Garcia - Ivan Garcia Estebanez

Ivan Garcia Estebanez

Soy de Oviedo, 1984 y mi twitter es http://twitter.com/ivangarcia

Sobre este blog de Economia

Hablaré sobre marketing, publicidad y opiniones varias desde un punto de vista critico...


Archivo

  • 25
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Como elegir un buen jamon

     En el momento en que decidimos comprar una pata de jamón nos asaltan serias dudas sobre si estaremos eligiendo un jamón inmejorable o, por el contrario nuestro instinto nos ha hecho fallar. Está claro que no somos expertos en este producto y, lo que realmente deseamos es una pieza de calidad y gran sabor. Lo ideal para comprar una pata de cerdo de buena calidad sería poder realizar una cata del producto. Pero, lógicamente, si queremos comprar la pieza entera no podremos abrirla para probar que es acorde con nuestras necesidades. Así que tendremos que guiarnos por otras pautas importantes. Lo primero a tener en cuenta es el grado de confianza que nos aporta nuestro proveedor de jamón. Porque el experto es la persona que mejor nos puede asesorar al respecto.

    Para detectar que estamos adquiriendo un buen producto tendríamos que diferenciar entre jamón serrano e ibérico. Si lo que queremos comprar es un jamón serrano tendremos que atender a una serie de pistas que nos ayudarán a detectar si se trata de una pata de jamón serrano acorde con las características específicas que debe tener. Lo primero que debemos observar es su etiqueta. El etiquetado es totalmente obligatorio y debe contener una serie de parámetros que nos ayudarán a conocer más de cerca esa pieza. Debemos fijarnos que tiene la denominación de “Jamón Serrano”. Para esto también podemos observar ofertas de jamones Es muy importante que los meses de curación superen los siete. En la parte posterior de la pata hallaremos un sello que indica la fecha exacta en la que comienza el proceso de curación del jamón.

     

    La pieza en sí también nos aportará pistas importantes acerca de la calidad del producto. Debe estar bien rellena de músculo y grasa, sin huecos o hendiduras. Su superficie ha de ser bastante homogénea sin aportar grietas. El color de la grasa tiene que ser amarillento. Si el color es marrón  ese jamón tendrá un sabor más rancio que no nos interesa. El jamón tiene que tener gran contenido graso que es lo que va a otorgar sabor a la carne.

     

    En el caso de que necesitemos adquirir una pieza jamón ibérico tendremos que seguir unos pasos parecidos, atendiendo a otras especificidades del producto. También es importante su etiquetado. En él aparecerá la denominación de origen. Un buen jamón ibérico ha de pesar entre 6 y 8 kilos. La curación de este tipo de patas de cerdo es bastante más larga y para que sea un producto de calidad tiene que haber superado un proceso de curado de entre 20 y 28 meses. El color es muy importante. Sus grasas deben tener un tono blanco amarillento y su aroma es importante que sea muy intenso. Las grasas del jamón ibérico deben estar bien infiltradas en la carne, nunca han de estar separadas de esta. El color de la pezuña nos puede ayudar, pero en ningún caso es determinante. Puesto que no todos los ibéricos la tienen negra.

     

    Como vemos, siguiendo algunas pistas podemos comprobar la calidad del jamón que deseamos adquirir. Aunque la mejor pista será su sabor. Que será intenso y muy agradable en el paladar.

    Sino, siempre te queda ir a algún restaurante de tu ciudad y pagar por un plato de Jamón, que tampoco pasa nada.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook