Blog 
LA ALEGRÍA DE LA HUERTA
RSS - Blog de Mariola Riera

El autor

Blog LA ALEGRÍA DE LA HUERTA - Mariola Riera

Mariola Riera

Mariola Riera. Periodista.

Sobre este blog de Gastronomia

La vida buena es, por ejemplo, salir a la huerta, coger una lechuga y un par de tomates, hacer una ensalada y saborear todos los matices de unas hortalizas que hemos cosechado con orgullo. Pues en eso ando yo: cultivando mi propia huerta, que nació en abril de 2012 en Soto del Barco (Asturias).


Archivo

  • 28
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Olé mis cherry (2)

    No puedo dejar de hablar de los tomates cherry porque me han sorprendido muchísimo después de casi diez días sin verlos. Las plantas están enormes, fuertes, altas y con cantidad de tomatitos. Hay partes que parecen racimos de uvas. Alguno ya va cogiendo color, así que confío que en unos días (el fin de semana o para mi próximo descanso) pueda ya recoger unos cuantos.

    Estos días me he dedicado a limpiar la huerta y a sallar (o sayar, tengo que informarme cómo se escribe este término asturiano) la tierra donde estaban las cebollas. Tras quitar malas hierbas, hoy mismo he plantado una docena de coliflores y otra de brócolis. Me dijo el reponsable del vivero que para octubre o noviembre podré cosechar. Los que planté sueltos a mitad del verano (coles, coliflores y brócoli) están enormes, pero no asoma el fruto por ningún lado. Supongo que a partir de ahora, que hará menos sol y habrá más agua, crecerán. Y planté media docena de lechugas. A ver... ¡No acaban de crecer!

    Y los calabacines ahí siguen. He quitado uno enorme y se quedaron en la tierra unos cuantos que me temo que en unos días se harán gigantes. Sobre los pimientos, ningún comentario: hay muchísimos y están hermosos. También me he dedicado a "podar" las berzas, sin piedad. Las he dejado peladas e incluso he arrancado alguna planta. Eran demasiadas y aparte de dificultar la entrada a la huerta (de hecho, su finalidad era impedir que Mistral entrase y servir de cierre natural) también me impedían trabajar cómodamente.

    Ahora me voy a preparar unos pimientos rellenos de bonito, Pimientos cortados de la planta hace apenas tres horas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook