Blog 
LA ALEGRÍA DE LA HUERTA
RSS - Blog de Mariola Riera

El autor

Blog LA ALEGRÍA DE LA HUERTA - Mariola Riera

Mariola Riera

Mariola Riera. Periodista.

Sobre este blog de Gastronomia

La vida buena es, por ejemplo, salir a la huerta, coger una lechuga y un par de tomates, hacer una ensalada y saborear todos los matices de unas hortalizas que hemos cosechado con orgullo. Pues en eso ando yo: cultivando mi propia huerta, que nació en abril de 2012 en Soto del Barco (Asturias).


Archivo

  • 16
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Otoño implacable

    En cuestión de días, el otoño se ha instalado y en la huerta se nota. Ya no tiene el aspecto lozano de meses atrás, cuando las plantas lucían grandes y fuertes. Poco a poco, la naturaleza se apaga y deja paso al reposo invernal. Hoy he arrancado tres plantas de pimientos, ya sin frutos, amarillentas y agonizantes. Quedan unas cuantas más que aún tienen pimientos, pero en cuanto éstos crezcan un poco (si lo hacen), tendré que quitarlas también una vez recogidos los últimos pimientos. Además, recolecté unos cuantos cherrys. Estas plantas están llenas de tomatitos, pero me temo que sin sol no podrán ponerse rojos ni crecer. Me resistí a arrancar las dos matas de calabacines que quedan, pues tienen fruto (pequeño aún) y flores incipientes, pero tampoco les veo mucho futuro. Y las coles, coliflores y brócolis, pues ahí siguen. Las coliflores y coles que planté en verano han crecido un montón y apuntan maneras. Los que planté hace un mes no crecen mucho y encima sufren el acecho de las orugas, que han vuelto a ponerse las botas con algunas hojas. Así que he vuelto a sulfatarlas, aunque lloviendo me temo que no tenga mucho efecto. Tendré que esperar unos días para ver el resultado. En un mes o poco más pienso limpiar la tierra y dejar sólo los cultivos de invierno (brócoli, coliflor, repollo y coles) si merece la pena, además de las berzas. Y Papi y yo echaremos el compos que hemos hecho a base de la hierba retirada el primer día que hicimos la huerta. Luego lo dejaremos reposar unas semanas. Y será a finales de diciembre, en plena Navidad, cuando plante los ajos. Es la época que me han recomendado. No plantaré muchos. Dos docenas o así, para probar.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook