Blog 
LA ALEGRÍA DE LA HUERTA
RSS - Blog de Mariola Riera

El autor

Blog LA ALEGRÍA DE LA HUERTA - Mariola Riera

Mariola Riera

Mariola Riera. Periodista.

Sobre este blog de Gastronomia

La vida buena es, por ejemplo, salir a la huerta, coger una lechuga y un par de tomates, hacer una ensalada y saborear todos los matices de unas hortalizas que hemos cosechado con orgullo. Pues en eso ando yo: cultivando mi propia huerta, que nació en abril de 2012 en Soto del Barco (Asturias).


Archivo

  • 04
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pequeñas cosechas

    La tierra se vuelve muy fértil en verano. Las huertas dan lo mejor de si mismas y en las pequeñas, como la mía, cada pedacito se aprovecha hasta el último milímetro para cualquier cultivo. Esto tiene sus pros y contras. Respecto a lo primero, la ventaja es que se consiguen diversidad de hortalizas, aunque en pequeña cantidad. Y respecto a lo segundo, el problema es que todas las plantas están tan juntas que se pelean unas con otras por hacerse hueco y, en ocasiones, es perjudicial para los frutos. Es lo que está pasando con los calabacines. Son sólo cuatro plantas, pero están tan juntas que se meten unas por otras, las hojas enormes tapan los frutos y ninguno se logra, por falta de sol y demasiada humedad, al acumularse el agua del riego. Las he separado y extendido sobre el prado, a ver si en los próximos días pueden crecer bien.

    Las que ya han dado sus frutos son las cuatro plantas de pimientos de Padrón que están junto a las del resto de pimientos comunes. Y ya he podido recolectar unos cuantos. Una pequeña cosecha. Tienen muy buena pinta, son fuertes, con un color verde intenso y los que pican, ¡pican mucho!

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook