Blog 
La Cuarta Parte
RSS - Blog de Toño Suárez

El autor

Blog La Cuarta Parte - Toño Suárez

Toño Suárez

Contador de historias. Buscando aún mi sitio


Archivo

  • 03
    Mayo
    2017

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Oviedo Deportes

    Don Vito y la revuelta en el frenopático

    Mayo ha llegado con las flores al fútbol español, la temporada da sus últimos coletazos y las tiendas de motos apuran a vender sus últimas unidades en stock a marchas forzadas; los fabricantes, con algunas tiendas ya cerradas por descenso consumado, han hecho un primer balance, grosso modo, de lo que ha sido el año en el sector felicitándose, una vez más, por el alto índice de ventas de todos sus modelos, tanto los de gama alta como los más asequibles destacando, dentro de este último segmento, el conocido como Crecimiento sin Retorno, coqueto velocípedo para toda la familia, equipado con una amplia gama de clichés y coletillas de serie, con hasta dieciséis velocidades y que continuará a la venta aún, al menos, hasta el próximo domingo: “una golosina, en serio” destaca con una amplia sonrisa de póquer el responsable de la distribuidora.

    El niño rico se aburre. Papá quiso que recuperara la sonrisa pero Blue Note la pifió en la cuarta carrera de Narragansett así que acabó comprándole un equipo de futbol como habían hecho ya todos sus amigos del club de bridge con sus vástagos cariacontecidos. Don Vito, que así se llamaba el progenitor preocupado, se haría cargo de él mientras su retoño crecía, se formaba y retornara al hogar como El Almendro, por navidad, para jugar con su juguetito heredado una vez finalizados sus estudios en la Universidad de La Jolla, California: ¡que se note el poderío, coño!

    En el frenopático de la esquina, mientras tanto, algunos internos andaban un poco inquietos. En sus juegos delirantes el fin era imprevisible pero el inicio era a mano alzada y por mayoría absoluta: nadie imponía juegos ni líderes que se eternizaran en el cargo y los tiranizara, que estaban locos pero no eran tontos. Una mañana se despistaron y el hombre del tiempo que habían elegido para jugar al Telediario informó de la llegada inminente de un frente con “granizo, rayos, truenos y viento huracanado”. Los internos, descontentos con la apocalíptica predicción le preguntaron el motivo de la misma cuando ellos, además, habían elegido sol por mayoría absoluta: “mañana hará el tiempo que a mí me dé la gana” declaró altivo. Poco después, el díscolo interno que quiso imponer sus ideas frente al consenso generalizado apareció misteriosamente ahorcado en el cuarto de contadores.

    Don Vito y la revuelta en el frenopático

    Don Vito llevó al equipo al descenso y casi a la desaparición y su retoño, hecho ya un hombre hecho y derecho, con un nivel excelente de inglés y un tono de piel envidiable, regresó al hogar para continuar con el trabajo de derribo y desescombrado del club que había comenzado su padre, retirado y cansado ya, de una manera impecable. Amo del cortijo, acompañado a las palmas y a la guitarra por un puñado de pelotas y algún obrero viejo, maltrató el juguete como había visto hacer de niño tantas veces a su padre hasta que lo destrozó, una vez más. Con nocturnidad, alevosía y ensañamiento sin límite.

    La noticia del suceso llegó al frenopático de la esquina.

    La asamblea de majaras se ha reunido, la asamblea de majaras ha decidido, la asamblea de majaras se ha reunido, la asamblea de majaras ha decidido:

    Mañana sol….y buen tiempo

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook