Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 19
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Pregonero

    Según el Espasa, pregonero viene de “praecones”, heraldos de aquella Roma, al servicio de magistrados, que anunciaban subastas, convocaban a las tribus en los comicios, proclamaban el resultado del escrutinio... Siglos después, el pregonero era el funcionario que en alta voz y de manera notoria hacía saber al pueblo llano las decisiones del cabildo; sabía leer y proyectar la palabra a los cuatro vientos para que se colara por los balcones. De ahí aquello de dar un cuarto al pregonero, pagarle para que difundiera un asunto. Era un trabajo digno,...


  • 18
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Pesllamos el lunes

    Voto a favor de que el Bellas Artes cierre los lunes, así los turistas aporreen las puertas. Ya es un lujo que sea museo gratuito, es decir, que pagamos los residentes, como para aumentar costes por amor al arte; ahora resulta que Evaristo Valle es urgente. Va uno al Museo una mañana de invierno y hay más vigilantes que público. Los lunes deben descansar el personal y los lienzos, es práctica inveterada en toda tierra de garbanzos. ¿Dicen que hay negocios particulares que abren el año entero? Los animo a abrir salas de arte; pero, de la misma...


  • 17
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Urinarios

    Asiduo como soy al paseo de Valdeflora, dado que suelo ir más allá de lo que cuida el Ayuntamiento y dado que bebo agua en varias fuentes del camino, al pie de la aldea de Constante, en la de Fitoria y en la de Cuyences, donde sale calentina muy rica, raro es el día que no tenga ganas de hacer un poco de pis, pero no hay escusados; me arreglo Xarreru arriba, o por los eucaliptos de Toleo o por los de Laviada, o me aguanto como un campeón. Sin embargo, con indeseable frecuencia observo cómo algunos orinan y se la sacuden tan campantes al lado de la primera ...


  • 16
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    ¡Qué cirios!

    Por un ovetense que se casaba con una piloñesa visité la Virgen de la Cueva, en Infiesto, en Ques, a la vera del Marea, que poco más allá desemboca en el Piloña y éste en el Sella y el Sella en la mar; con los siglos, el río en curva erosionó la roca y formó en su orilla izquierda un techo natural que cobija a la Virgen. El párroco, Manuel García Velasco, rehabilitó el lugar en 2009, pero echo en falta un libro de estilo de nuestra Iglesia, un catecismo estético. Aquí observé una m&aacut...


  • 15
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Asunción

    Hasta donde sé, el cuerpo y alma de la Virgen subieron al Cielo sin morir de todo, traspuestos. Peregriné a Jerusalén, al monte Sión, cerca de las murallas, y entré en la abadía de Hagia María, o templo de la Dormición, donde dicen que fue asunta; me arrodillé ante el sepulcro, en el valle de Cebrón, al pie del monte de los Olivos; ahí, aseguran, la depositaron tiesa; viajé a Zaragoza y vi el Pilar donde se posó en el año 39, poco después de lo de su Hijo, quizá en pruebas de vuel...


  • 14
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Pushkin

    En mi reciente viaje por países eslavos me las vi con Pushkin: su casa en San Petersburgo, el Café donde esperó la muerte antes de su duelo, la ciudad Tsárskoye Seló y el Liceo donde estudió; en Riga (Letonia) me presentó a su musa, Anna Kern, la mujer del gobernador... “¿Te gusta Pushkin?”, se extrañó Valerio, uno de mis guías, “¿qué leíste de él?”. Mencioné dos novelas y me dijo que Pushkin, más que prosista, era grande como poeta, que le parec&iac...


  • 13
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Serendipia

    Seguía las huellas de Dostoievski y me las vi con Pushkin. Suele ocurrirme. Una vez fui a Somiedo a recolectar boletus edulis y llené la cesta con setas de San Jorge. A Fleming le ocurrió algo parecidísimo, descubrió la penicilina de casualidad, en un cultivo de bacterias cuando se le atravesó un hongo nuevo. Mi propia vida llevó esa deriva; la profesión de aparejador me condujo al oficio de escritor. Y aún mayor deriva fue la de Colón, que buscando las Indias encontró América, el mayor error de navegaci&oac...


  • 12
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Vestigios

    Cien sek (kronor sueco), o sea coronas, unos diez euros, fue lo que me costó la entrada al Museo Nobel, en el Casco Viejo de Estocolmo, en la islita Gamla Stan, en la pequeña plaza Mayor. Es un museo muy apañadín y elegante; entre otras curiosidades, me gustaron los fetiches donados por algunos premiados de Literatura: un par de zapatos de charol de la sueca Selma Lagerlof, ganadora por pucherazo, en 1909; dos gorros de tela, de Wole Soyinka, Nobel en 1986; un pequeño hipopótamo de la colección de hipopótamos de Vargas Llosa, la m&aacu...


  • 11
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    Aurora

    Subí a una lancha en el río Fontanka, en San Petersburgo, dejé a babor el Teatro Bolshoy, pasé bajo la avenida Nevski y el puente Anichkov y desemboqué en el Neva; enseguida, coincidiendo con una granizada, como si nos dispararan, abordamos el crucero Aurora, que confundí  con el acorazado Potemkim; mi guía, Anna Guvkina, me ubicó: el Potemkim se amotinó en la revolución de 1905, en el Mar Negro, en Odesa, y el Aurora, en 1917, disparó el cañonazo como señal de asalto al Palacio de Invierno, resi...


  • 10
    Agosto
    2017
    SOCIEDAD Oviedo

    La Corte

    La política es un trabajo, y complicado, no por hacer política, servir al ciudadano y cumplir el programa, tampoco por defenderse de la oposición, que bastante tiene con lo suyo, lo difícil es manejarse entre compañeros, mantener el estatus y mejorar un poco en dietas y en confort. Desde hace décadas veo en La Corte y aledaños, no hay que ser un lince, la cantidad de horas que los políticos, sobre todo los diputados, hablan por teléfono sobre lo suyo, más que para arreglar el mundo. Ahora mi apreciado Trevín se va,...