Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 09
    Enero
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apretaditos

    Con la ayuda de Fernando Vela, fallecido en 1966, descubrí concomitancias entre el chino y el mexicano, más allá del parecido físico de Buda a un Olmeca. Según Vela, la cortesía es inexcusable en países muy poblados, donde la gente se roza de continuo. Si los chinos sonríen incluso en los pésames, los mexicanos sonríen a la muerte; las genuflexiones de aquellos para recibir a su invitado se corresponden con los permisos que estos piden para ausentarse. El chino no emplea el “yo”, seco y ostentoso, dice “mi humilde persona”; el mexicano sustituye el “no”, por el “tal vez”, apenitas tutea y jamás a desconocidos. Eso sí, el chino a veces sube al tejado e injuria a la calle, como poseso, y el mexicano dispara al cielo el cargador de su pistola en fin de año. Luego, vuelve el respeto, el “manito” y el “ahorita”, menos brusco e imperativo. Lo Cortés no quita lo Moctezuma.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook