Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 19
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Asco

     

    Asco es repugnancia acompañada de náusea y determinada por impresiones sensoriales; es involuntario en su mecanismo y opuesto a la apetencia. La intensidad del asco aumenta cuando el reflejo lo provocan varios sentidos a un tiempo, y se traduce en desajustes digestivos, contracciones musculares y vómitos, como reacción de defensa. Al demonio, que poseía a la niña Regan, le daba asco el padre Karras y le regurgitaba el infierno. ¿Cómo evitar el asco? Puede corregirlo el propio hábito o una necesidad orgánica: con mucha sed, uno puede llegar a beber su pis; Albert Pla se sobrepone al asco si le pagan. Es difícil concretar el origen sensorial y cerebral del asco, a veces motivado por enajenación mental, alucinaciones, concepciones delirantes, y difícil, por lo tanto, evitar su acción directa en los centros nerviosos. Prohibir el asco es de tontos, y de tontos contratar al asqueroso.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook