Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 04
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bártok

    En música, como en literatura, existe la intriga. En cambio, nunca diría que no leo el “Ingenioso Hidalgo” porque sé que don Quijote muere al final, o que no escucho la “Júpiter” de Mozart porque me consta que su cuarto movimiento, molto allegro, conduce al paraíso. En las novelas, además de la historia, excusa del autor, cuenta la calidad de página y una verdad escondida, que no siempre se descubre y se goza en la primera lectura. Con mayor motivo, por su abstracción, una sinfonía admite, sin merma de interés, muchas “relecturas”. El viernes, sin embargo, en el concierto de la OSPA en el Auditorio, bajo la batuta de Anu Tali, oculta tras el piano de Dezsö Ránki, más que la conocidísima “Sinfonía 41”, de Mozart, me sorprendió y estremeció el “Concierto nº 3” de Béla Bártok, en especial esos 17 últimos compases que dictó su alma después de morir.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook