Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 22
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cabezas

     

    Rajoy anuncia que nadie debe sentir inquietud alguna, y eso me inquieta, por eso rescato un hecho que sucedió en el Oviedo del siglo XVI, cuando el padre Maíz fue requerido en las celdas de los condenados a muerte. En las mazmorras que Alfonso III adosó en el ángulo oeste de la muralla, cerca del Boulevard de la Sidra, el padre Maíz se vio con un famoso criminal a quien disuadió para confesar sus crímenes, y le dio la comunión tempranín, urgido por el verdugo, un tipo grandote, que tenía que abrir su carnicería donde el Campo los Patos; pero al reo le entraron escrúpulos de conciencia: «Padre, es injusto que me salve del infierno, tras haber sembrado el espanto por todo Cimadevilla y la Calleja de los Huevos... ¿qué dirán las criaturas cuya vida violé y acorté, cuando me vean entrar al cielo?», y el padre Maíz lo tranquilizó: «Descuida, hijo, después de cortarte la cabeza no habrá quien te reconozca».

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook