Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 12
    Junio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cervantes

     

    El cuerpo de un hombre de 69 años inhumado hace 400, con el brazo izquierdo impedido, o sea, más muerto que el derecho, una lesión en la mano izquierda, por una artrosis derivada del solapamiento del carpo y el metacarpo, dos arcabuzazos en el pecho, uno de ellos en el esternón, combado por una pelota de plomo en la batalla de Lepanto, y sólo seis dientes, contando también las muelas, todo ello amortajado con el sayón de la Tercera Orden de San Francisco, para seglares, amarrado con el cordón de tres nudos, rematado (nunca tan mal dicho) con un crucifijo de madera, el Cristo de San Damián, y encerrado en un pequeño ataúd; esto buscan los historiadores en el convento de las monjas Trinitarias, en la calle Lope de Vega, de Madrid, o sea, los restos mortales de Cervantes; porque la mayor parte de sus restos espirituales, su verdadera sustancia, están localizados y en libertad.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook