Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 27
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dylana

     

    En el Auditorio, quedé con ganas de más «Malambo», de Ginastera, donde Lockington dirigió a taconazos el «perpetuum mobile» (lo excitaba el xilófono de Rafa Casanova), y con ganas de alguna propina de su esposa, Dylana Jenson, que fuera prodigio de violín y carne de cañón. Dylana, a los dos años de edad, empezó a tocar muy bien y enseguida empezaron a tocarla muy mal; de jovencita acarició un Guarneri Del Gesu, a sus veinte se lo arrebataron y, mutilada de los brazos y del alma, desapareció de la escena durante dos décadas sin esperanza. La que escuchamos el viernes era la recompuesta, como esas balsas que se arman con los restos del naufragio; pero no estaba ella para propinas. A la salida, junto a la escultura de Herminio, vendía su «Live!», su resurrección en el Carnegie Hall; entonces, fui yo quien le dejó propina, y hoy este billete.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook