Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 19
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Esperanza

     

    Se fue la Esperanza. La frase suena mal, pero al escribir Esperanza con mayúscula el lector ha de sentir un alivio, aunque sea seguidor del Partido Popular. No es lo mismo perder a la presidenta de la Comunidad de Madrid, que perder la esperanza; como tampoco es lo mismo perder la esperanza que perder la expectativa. La esperanza es más etérea, con ella el tiempo se eterniza, es un mañana que nunca llega, un alborozo en la angustia, un reír por no llorar, es medicina de miserables, como diría el condenado Claudio, en «Medida por medida», de Shakespeare, al comienzo de la escena I del acto tercero. Mientras la esperanza es más un estado de ánimo, una virtud teologal en la que no es ajena la fe, en el caso de la expectativa existe una posibilidad razonable de que algo que deseamos suceda. Por ejemplo, se va Esperanza y crecen mis expectativas.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook