Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 05
    Noviembre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Grogui

     

    Villa se declara en síndrome confusional. Tuve en la construcción un cliente que sufría el síndrome de la letra vencida y se metía en la cama con un termómetro en la boca cada vez que iba yo a reclamarle el pago. Otros sufren el síndrome de candilejas, nerviosismo previo a una comparecencia pública. Gonzalo Suárez habló del síndrome de albatros, el apego profundo a un dolor en torno al cual uno construye su vida: la mina, por ejemplo. Existe la silicosis sicológica por culpa de los pozos que se cerraron, sumada al síndrome de Stendhal, o confusión ante una sobredosis de belleza, el dinero negro del carbón. Caben también el síndrome de la mano extraña, que se independiza, y un delirio más radical, el de Cotard, donde el afectado reniega de su existencia y se ensimisma, lo que en argot bélico llaman, cuando uno ha sido descubierto por el enemigo, hacerse olvidar.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook