Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 18
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Lillo

    Insisto desde hace años sobre la necesidad de cargar, enlucir y pintar el prerrománico y el post-románico, la vivienda rural de piedra, la de barro y paja y la de ladrillo. Paletos de la paleta picaron el mortero y la pintura, despellejaron las casas para presumir de piedra y dejaron al aire la mampostería desconcertada y desquiciada, los furacos y las ripias, ¡viva el esqueleto! Cualquier noche le quitan a la Luna su revoco de cal. Algunos palacios, sillares bien labrados, colocados a hueso y en seco, no requieren más capas, pero el resto de casas las necesitan por dentro y por fuera para evitar humedades, y también por aislamiento térmico y acústico, por cohesión, higiene y luminosidad, y a lo sumo trascienden jambas, dinteles, alféizares y esquinas. No digo ponerle calzoncillos al David de Miguel Ángel, pero revístase lo que fue concebido para protegernos de la intemperie.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook