Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 28
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Literatura

     

    Nuestra Iglesia Católica, con vistas al culto público, distingue entre reliquia insigne, el cuerpo o parte significativa del cuerpo de un santo (la cabeza de Juan Bautista, el brazo de San Vicente), o instrumentos de tortura muy ligados a él (un trozo de la cruz de Cristo, los garfios que desgarraron los tiernos pechos de Santa Eulalia), y las reliquias no insignes, cuando se trata de partes del cuerpo u objetos menos relevantes (el menisco de la rodilla de San Mateo o el calcetín de un beato). Eso sí, este culto público obliga a que las reliquias vayan acompañadas de documentos que acrediten su autenticidad, para no defraudar la fe de los creyentes. Al turista, en general, cualquier reliquia le vale, apoyada por una historia interesante, aunque sea mera fábula (léase Santiago de Compostela). Yo, sin ir más lejos, lloré de emoción ante el lecho de Dulcinea, en el Toboso.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook