Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 19
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Lueguín

     

    «Luego» (después, más tarde) es adverbio de tiempo: fuimos al cine, luego a cenar. Y es conjunción ilativa: pienso, luego existo. «Con tres luegos» (a toda prisa). «Luego a luego», para introducir una idea, al principio peregrina, que se ha tornado razonable con el curso de los acontecimientos: luego a luego, es mejor aprender un oficio que estudiar una carrera. «Desde luego» (no hay duda). «Luego luego» (enseguida): déjate de disparates y ponte luego luego en camino del Toboso. «Hasta luego», cuando estamos con alguien y nos despedimos con la intención de vernos al rato; en los 60 se empezó a usar cuando dos se saludaban al cruzarse; una fórmula más cordial que el adiós, desvirtuado por el uso. Y «hasta lueguín», muy de Gijón, indica el deseo cordial de verse pronto; es un luego breve, de cariño poco profundo, el que más dura. Hasta lueguín.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook