Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 13
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Atentados de París

    Monigote

     

    Me callo el nombre del niño; se dice el pecado, no el pecador. Confieso también mi parte de culpa por haberle dado armas: papel y un lápiz afilado. El primero de sus trazos atravesó el folio e hirió el cuero de mi mesa. Los niños son perspicaces, vehementes e insobornables, diseñan con líneas fundamentales y, aunque las tuerzan, captan los rasgos esenciales. Luego, dibujó un redondel, dentro dos ceros saltones, todo esclerótica, encima seis cabellos espeluznados, una uve por nariz, debajo un arco sonriente, el tronco en media luna, del pecho menguante sacó dos líneas, terminadas en un abanico de cinco rayitas como cinco dedos, y todo ese cuerpo del delito levantó sobre una elle sin zapatos. El niño, en fin, creó un monigote. Monigote viene de “monachus”, monje, y puede referirse al dibujo espontáneo que realiza un inocente que pinta como piensa y no como ve. “¿Eres tú?, ¿tu papá?”, le pregunté. “No, es Mahoma”.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook