Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 13
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ostinato

    La OSPA, para cerrar la temporada en el Auditorio, interpretó «Sensemayá», del mexicano Silvestre Revueltas, pieza de ritmo afro-antillano y melodías basadas en la repetición constante de un fragmento básico, en un ostinato, que comenzaba con el fagot, inspirado en el verso «¡Mayombe-bombe-mayombé!» del poema «Sensemayá» o «Canto para matar una culebra», de Nicolás Guillén. Aunque la obstinación tiene mala fama, sucedáneo barato del carácter, no hay culebra que se resista a una voluntad enérgica y obstinada. Ahora, más que en el concierto del viernes, pienso en el actual desconcierto político entre Gabino y Cascos, dos tercos ingenieros que no tienen opiniones sino éstas a ellos, «¡Mayombe-bombe-mayombé!». ¿Cómo termina el ostinato de Nicolás Guillén? Muere la culebra. Pero no me preguntéis quién es la culebra.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook