Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 07
    Enero
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Ostiones

     

    En pleno sol de invierno, fui a Mandinga, un poblado de pescadores, en su origen aldea de esclavos africanos, pues era Veracruz, y sigue siendo, el principal puerto de entrada a México; me senté en un aguaducho, la Palapa de Pipo, a la sombra de los tamarindos, deleitado por un grupo de marimberos y cerca de jóvenes mestizos que jugaban al borde de la laguna, donde se mezclan el mar y el río. «¿Qué ordena el señor?», me preguntó el mesero. «Un tequila reposado y una docena de ostiones», le dije. Acto seguido, gritó a los descalzos de la orilla: «¡Una docena de ostiones, para el güerito!». Los jóvenes con aspecto de raqueros, reconvertidos en buscadores de ostras, se zambulleron entre los manglares y, como quien rescata una botella de sidra que se enfría en el lecho del Narcea, salieron a los pocos minutos con mi ración fresca, que degusté con limón y tequila y, mientras escribo esto, viven sin vivir en mí.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook