Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 04
    Agosto
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Prorrata

     

    Al despacho de Benedicto XVI (desde cuya ventana se ve la visera del Calatrava en días muy despejados), entró, pistolón en mano, un empresario quebrado: «¡Ratzinger!, llegó la hora de la justicia, quiero que, de inmediato, reparta la fortuna de la Iglesia entre los pobres o le coso a tiros el Cristo que luce en su pecho». S.S., como buen bávaro, conservó la calma (y las ganas de despedir ipso facto al jefe de Seguridad) y dijo: «Permíteme que haga cuentas; la Iglesia tiene en oro unos cuatro mil millones de euros; dejemos aparte muebles, inmuebles y obras de arte, más difíciles de enajenar, sobre todo con estas prisas; si en la Tierra sois mil millones de arruinados...», dio la espalda al atracador, descolgó de la pared el «Cristo de Piedad», abrió la caja fuerte que ocultaba el óleo de Cranach el Viejo, sacó cuatro euros y se los entregó: «Aquí tiene su parte».

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook