Blog 
La Mar de Oviedo
RSS - Blog de Pepe Monteserín Corrales

El autor

Blog La Mar de Oviedo - Pepe Monteserín Corrales

Pepe Monteserín Corrales

Soy de Pravia, con eso queda dicho todo

Sobre este blog de Sociedad

Comentarios, con boina, sobre la actualidad


Archivo

  • 13
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Villa

     

    La enfermera Teresa Romero, afectada por ébola, reconoció haberse tocado la cara con uno de los guantes con los que había atendido al misionero Manuel García Viejo; fue sólo un momento, y, de haber ocurrido así, el episodio demostraría la enorme capacidad de contagio del virus. Punto y aparte. El líder incorrupto del sector minero asturiano, José Ángel Fernández Villa, en cuarentena, encerrado en su casa, no sabemos si con fiebre, no reconoce de momento haberse manchado las manos, aunque tampoco da la cara para que sepamos si se contagió cuando era picador, si ocurrió descorchando, si se desuñó, si los murciélagos del Pozo Barredo le contagiaron la murcigallera; sabemos, eso sí, que Villa fue a confesar (sacramento en el que no creía) millón y medio, y ahí la cagó; este episodio demostraría la enorme capacidad de corrupción del dinero y el poder, más que el ébola.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook