Blog 
La mirada de Clio
RSS - Blog de Mayte  Zapico López

El autor

Blog La mirada de Clio - Mayte  Zapico López

Mayte Zapico López

No me importa tener arrugas en el rostro, lo que quiero es no tenerlas en el alma. Nunca te lamentes, nunca te rindas.

Sobre este blog de Sociedad

Un espacio para fomentar el cambio social y la reflexión sobre nuestra sociedad. A veces una mirada ácida, a veces una mirada crítica, pero siempre una visión donde estén presentes la libertad, la igualdad y la solidaridad.


Archivo

  • 12
    Octubre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    SOCIEDAD Oviedo

    Iglesias Turrión y los brindis al sol

    Iglesias Turrión no va a ganar las elecciones generales de Diciembre. Está afirmación tan rotunda no sale ni de encuestas, ni de expertos politólogos, sino del brindis al sol que el joven y desacomplejado político ha realizado al recibir la invitación de la Zarzuela a los actos del 12 de Octubre en Madrid.

    El líder de Podemos se ha justificado entre una frase política bien construida, "mi presencia es más útil en la defensa de los derechos y la justicia social en el país que en ese tipo de actos” y en esas excusas banales que todos hemos empleado: la invitación que llegó a un correo no adecuado y su falta de tiempo para comprar un regalo al anfitrión…

    Iglesias Turrión debería darse cuenta de que cuando uno aspira a convertirse en un hombre de Estado, ciertas formas, usos y costumbres, y la asistencia a ciertos actos, deben mantenerse con total pulcritud, aunque nos parezcan algo que no comulga con nuestro ideario; porque si quiere llegar a Presidente de Gobierno, además de gobernar por el bien común, tendrá que hacerlo para toda la ciudadanía, tanto a la que le gustan como a la que no le gustan esas formas, usos y costumbres. Es más, si Iglesias Turrión, aspira a convertirse -por supuesto tras un proceso democrático- en Jefe de Estado, tendrá que asumir que a veces se verá obligado a estar presente en muchos actos que no le motiven pero que serán parte de su deber.

    A mí, personalmente, me gustaría más que la Fiesta Nacional, en vez de con un desfile militar, se celebrara con otro tipo de actos; como soy una ciudadana de a pie, puedo ir o no y manifestar mi gusto o mí disgusto con total libertad. Pero ser un representante político implica obligaciones. Algo que parece haber entendido Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, por un partido afín a Podemos y que estará en los actos oficiales del 12 de Octubre, en la capital que gobierna. De todos modos, también es cierto que algunos retoños de Podemos, se lían con estas cosas del debo/no quiero, no debo/quiero… Sólo hay que ver el lío que se ha hecho Ana Taboada de Somos, vicealcaldesa de Oviedo, que con tantos brindis al sol confunde el culo con las témporas.

    Sin embargo Iglesias Turrión sabe en su fuero interno que no va a ganar las elecciones y por eso sigue haciendo brindis al sol, al tendido de los más condescendientes con su figura y su faena, con gestos y promesas de todo tipo, con la tranquilidad de saber que no tendrá ocasión de cumplir. Otra cosa es que llegue la ocasión, pero entonces yo le veo más en la línea de todo para el pueblo pero sin el pueblo.

    CODA: para que nadie diga que soy sectaria, hago memoria de que el 12 de Octubre de 2003, en el transcurso del desfile militar, el líder de la oposición, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, en la tribuna de autoridades no se levantó al paso de los soldados norteamericanos con su bandera, que habían sido invitados por el Gobierno de Aznar. Estaba entonces en ebullición la guerra de Irak… Siempre consideré aquello una falta de educación por más que dijeran que fue un gesto político. Los gestos políticos se hacen a través del ejercicio democrático del poder ejecutivo y legislativo y en beneficio de la ciudadanía. Espero y confío que Pedro Sánchez no olvide esto, y recuerde lo que dijo Winston Churchill: el político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones.

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook